Reuters.- La compañía británica Rolls-Royce dijo que el costoso problema en un compresor que ha obligado a inmovilizar a aviones de Boeing ha sido hallado ahora en más tipos de motores, lo que aumenta la presión sobre un grupo que se dispone a recortar más de 4,000 empleos esta semana.

La firma de ingeniería más célebre de Reino Unido se ha visto afectada por un problema con un compresor en su motor Trent 1000 Package C que no está durando tanto como se esperaba, lo que obligó a inmovilizar aviones, poner en marcha inspecciones e irritó a sus clientes en las aerolíneas.

El motor afectado es el que da potencia a los aviones Boeing 787 Dreamliner.

Lee también: Boeing gana a Airbus la venta de 47 aviones a American Airlines

PUBLICIDAD

Este lunes, la compañía dijo que halló el mismo problema en un “pequeño número de motores Package B de larga vida”, lo que requiere una inspección de la flota que lleva los B e hizo caer sus acciones 1%.

La noticia se conoció en un momento en que el grupo se embarca en la última etapa de un gran programa de reestructuración liderada por el presidente ejecutivo, Warren East, y que busca aumentar la rentabilidad.

Según una persona conocedora de la situación, la firma anunciará el viernes más de 4,000 despidos, sobre todo en Reino Unido, y que afectará a trabajos de apoyo y gestión.

Asimismo, se espera que el grupo, que emplea a 50,000 personas en 50 países, explique cómo logrará un retorno a las inversiones realizadas en los últimos años y cuáles serán los motores para generar efectivo más allá de su horizonte en el medio plazo.

No obstante, las noticias sobre los problemas del compresor no ayudarán, ya que Rolls ha estado luchando por mostrar que tenía controlada una situación que ha obligado a muchas aerolíneas a alquilar aviones alternativos para poder volar en el movido periodo de vacaciones del verano boreal.

Te puede interesar: Rolls-Royce pagará 817 mdd por sobornos

 

Siguientes artículos

Acoso laboral, común y sin identificar en México
Por

Mientras que el acoso sexual ya comienza a ser combatido al interior de las empresa en nuestro país, aún no están claros...