Carlos Romero Deschamps dejaría la dirigencia del sindicato petrolero, luego de 26 años de encabezar esa organización.

El líder había sido reelecto hasta 2024, sin embargo, el diario Reforma, que cita a fuentes cercanas a Romero, indica que su dimisión se daría en los próximos días.

El tamaulipeco llegó a encabezar el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana en 1993, para relevar a Sebastián Guzmán, quien cumplió un breve período, luego del encarcelamiento de Joaquín Hernández Galicia, alias “La Quina”.

En febrero pasado, Romero Deschamps fue denunciado por sus opositores en el STPRM ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) por delincuencia organizada, lavado de dinero, evasión y defraudación fiscal, además de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita por 150 millones de dólares.

Te puede interesar: Gobierno de AMLO revela el sueldo de Romero Deschamps en Pemex

De acuerdo con organizaciones como el Sindicato Nacional de Trabajadores de las Empresas Productivas del Estado, Petróleos Mexicanas y la Gran Alianza Petrolera, Romero Deschamps ha recibido montos millonarios equivalentes a 2 por ciento de todos los contratos que firma Pemex con empresas privadas (100,000 mdp), desde el inicio de su gestión al frente del STPRM.

La gestión de Romero Deschamps al frente del sindicato petrolero ha estado envuelto en la polémica, ya que su fortuna no corresponde al salario que percibe.

Apenas en abril, La Secretaría de la Función Pública indicó que se puede constatar que Romero Deschamps, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), se puede constatar que posee un sueldo de 21,284 pesos brutos, o 17,027.20 pesos netos.

Sin embargo, él y su familia han tenido una vida de lujos. Diversos medios han reportado que Romero posee un reloj valuado en 7 millones de pesos, sus hijos poseen Ferraris exclusivos y viajan alrededor del mundo en aviones privados.

Además, estuvo señalado por el “Pemexgate”, que fue un desvío millonario de 1,100 millones de pesos desde el sindicato petrolero hacia la campaña presidencia priísta de Francisco Labastida Ochoa en el año 2000.

Según Reforma, la Unidad de Investigación Financiera presentó, ante la Fiscalía General de la República, 2 denuncias contra Romero Deschamps, una por enriquecimiento ilícito y otra por lavado de dinero.

Te recomendamos ver:

Video | Hasta 1.5 mdp por post: esto es lo que ganan tus influencers favoritos

 

Siguientes artículos

Logremos juntos un Mundo Sin Residuos
Por

Por años, este ideal ha inspirado a la Industria Mexicana de Coca-Cola. Luego de muchos esfuerzos de innovación y arduo...