Ante la escasez de profesionales del sector, la presidenta de Brasil propone retirar la barrera migratoria e incrementar la inversión en salud.

 

Reuters

RIO DE JANEIRO – La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió un plan para mejorar el sistema de salud pública del país que será anunciado formalmente el lunes por la tarde, y que incluye la polémica contratación de médicos extranjeros y estímulos para el traslado de médicos brasileños a zonas fuera de las grandes ciudades.

PUBLICIDAD

El llamado Pacto Nacional de Salud, uno de los cinco propuestos por Rousseff en respuesta a las manifestaciones que tomaron las calles del país en las últimas semanas, involucra más inversiones y el desplazamiento de médicos a las periferias de grandes ciudades y al interior del país.

“Estamos invirtiendo 7,400 millones de reales (3.279 mdd) en construcción, reforma y compra de equipamiento para puestos de salud, unidades de atención inmediata (…) y los hospitales. Y, el próximo año, vamos a invertir 5,500 millones de reales más en nuevas unidades”, comentó Rousseff el lunes en el programa de radio semanal “Desayuno con la presidenta”.

La prioridad del programa “Mais Médicos”, que prevé la contratación de extranjeros, es llevar a los profesionales a las periferias de las grandes ciudades y a municipios de las regiones del norte y del noreste de Brasil.

El Gobierno federal va a pagar 10,000 reales mensuales (4,440 dólares) para el médico que participe en el programa, cantidad que será desembolsada por el Ministerio de Salud.

“Quiero repetir que los médicos extranjeros sólo van a ocupar los puestos que no sean llenados por médicos brasileños”, observó Rousseff.

La iniciativa de traer médicos extranjeros a Brasil es resistida por entidades que representan a esos profesionales en el país.

En respuesta a las manifestaciones en las calles, convocadas inicialmente para protestar en contra del aumento de las tarifas de autobús pero que derivaron en reivindicaciones por la mejoría de los servicios públicos y el combate a la corrupción, la presidenta anunció los llamados cinco pactos, que abarcan las áreas de responsabilidad fiscal, transporte, salud, educación y reforma política.

 

Siguientes artículos

Economías desarrolladas están cobrando impulso: OCDE
Por

Las tendencias de crecimiento se revierten, con el mundo desarrollado avanzando y los mercados emergentes sufriendo....