Por Arturo Solís y Diego Remírez

Este 14 de junio de 2018, a las 10:00 am, hora de la Ciudad de México, comenzará el evento deportivo más importante del planeta: el Mundial de futbol 2018.

El primer partido será entre Rusia, país anfitrión, y Arabia Saudí. En Forbes México no sabemos cual será el resultado de este duelo futbolístico, pero sí cómo están en la cancha energética.

Ambas naciones están en el top 5 de los productores petroleros y gas natural. El país europeo domina el mercado del gas a nivel mundial, que envía principalmente a Europa, mientras que Arabia es uno de los principales productores de crudo.

PUBLICIDAD

El primer gol disputado entre estas dos potencias se juega en lo que a producción de barriles diarios de petróleo. En este apartado es el país anfitrión de esta cita mundialista quien gana. Rusia produce aproximadamente 10.9 millones de barriles de crudo diarios mientras que Arabia genera 9.9 millones de barriles al día, según datos de la OPEP. Por lo tanto la primera anotación es de Rusia.

En el campo de la producción de Gas Natural, el dominio ruso es aplastante y es que su rival tan solo produce 4,232 millones de pies cúbicos de este recurso mientras que Rusia produce 22,729 millones de pies cúbicos, de acuerdo con información de la EIA. Segundo gol para Rusia en este partido.

Lee también: Se vale hacer ajustes a contratos de la reforma energética: AmCham

La remontada árabe viene gracias al gol anotado en reservas de crudo. El país que gobierna Vladimir Putin tiene una reserva de 80,000 millones de barriles de crudo, mientras que el reino de Salmán bin Abdulaziz devuelve el golpe recibido en la producción de Gas Natural con 267,000 millones de barriles de crudo en su reserva.

El golpe definitivo asestado por Rusia para llevarse este encuentro cae en el apartado de las reservas de Gas Natural, 1,688 billones de pies cúbicos de gas. Arabia tan solo posee 303 billones de este recurso en sus reservas.

La empresa Saudi Aramco planea salir a los mercados bursátiles. Su Oferta Pública Inicial podría llegar a captar hasta 100,000 millones de dólares, de acuerdo con Reuters. Al convertirse en empresa pública, su valor llegaría hasta los 2 billones de dólares superando en capitalización de mercado a empresas como Apple o Shell.

De concretarse esta intención, la empresa árabe superaría con creces el valor conjunto de las dos empresas más importante de Rusia tanto en gas natural como petróleo: Gazprom cuyo valor es de 57,800 mdd y Rosneft 69,000 mdd, según la lista Global 2000 de Forbes. Ambas compañías son de capital privado, pero están controladas por el estado ruso.

Finalmente, Rusia gana por 3-1 a su rival Arabia Saudí. Ahora el futbol tendrá que determinar quién domina en el deporte que tendrá a millones de aficionados  frente a sus pantallas durante un mes.

Lee también: Rusia 2018 | Grupo A: Un boleto para tres selecciones

Rusia 2018 | Dónde, cómo y a qué hora ver la inauguración del Mundial

 

Siguientes artículos

BCE cerrará programa de compras de bonos a finales de año
Por

La entidad también dijo que ve sus tasas sin cambios hasta mediados de 2019.