Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, confirmó el primer caso importado en México de viruela del mono, en un hombre de 50 años residente permanente de Nueva York, Estados Unidos, y que es atendido en la Ciudad de México.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario federal explicó que el paciente probablemente se contagió del virus en Holanda y es en la capital del país donde se le atiende con aislamiento preventivo y se reporta estable.

“Hoy confirmamos el primer caso importado de viruela símica en México. Es un hombre de 50 años, residente permanente de la ciudad de Nueva York, quien probablemente se contagió en Holanda. Se atiende en la CDMX”, tuiteó López-Gatell.

Comentó que de acuerdo con la evolución de la enfemerdad, se espera que pueda recuperarse sin mayores contratiempos.

“La viruela símica se transmite de persona a persona por contacto directo. No se propaga por aire, agua o alimentos. La eficiencia del contagio es baja, por lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no epidemias generalizadas”, añadió.

Lee: Emiratos registra primer caso de viruela del mono en un país árabe

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 21 de mayo se han confirmado 92 casos y 28 sospechosos en Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia.

De acuerdo con la Secretaría de Salud federal, hasta el momento “no se ha identificado como una enfermedad de transmisión sexual y no existe tratamiento específico” y dijo que el padecimiento cursa con “dos periodos clínicos que, generalmente, se quitan sin complicaciones entre dos y cuatro semanas después de iniciar los síntomas”.

Explicó que la primera fase, que se desarrolla en los primeros cinco días, se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza intenso, ganglios inflamados, dolor de la espalda baja, dolores musculares y falta de ganas de moverse o hacer alguna actividad física.

La segunda fase es la de aparición de pequeñas ampollas, que inicia los días uno y tres después del inicio de la fiebre, en ese momento aparecen las distintas fases del sarpullido que, por lo general, afecta primero la cara y posteriormente se extiende al resto del cuerpo.

La dependencia hizo varias recomendaciones a la población como lavarse las manos de forma frecuente, con agua y jabón o solución alcohol gel, cubrir nariz y boca con la parte interna del codo al estornudar o toser y evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos, entre otras.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Juez federal suspende provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México
Por

La suspensión es provisional, mientras el juez resuelve a fondo el asunto el 2 de junio.