Reuters. – Samsung Electronics puso fin a la producción de teléfonos inteligentes en China, dijo la compañía el miércoles, golpeada por la creciente competencia de rivales domésticos en el mayor mercado de móviles del mundo.

El cierre de la última fábrica de teléfonos de Samsung en China se conoce meses después de que en junio redujo la producción en la instalación, ubicada en la sureña ciudad de Huizhou, y cerró otra planta a fines del año pasado, subrayando la dura competencia en el país.

La participación de la firma surcoreana en el mercado chino se contrajo a un 1% en el primer trimestre desde cerca de un 15% a mediados de 2013, debido a que cedió terreno a marcas locales como Huawei Technologies y Xiaomi Corp, según la firma de investigación de mercado Counterpoint.

Samsung, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, dijo que tomó la difícil decisión en un intento por impulsar su eficiencia.

“El equipo de producción será reubicado en otros sitios de manufactura global, dependiendo de nuestra estrategia de producción global basada en las necesidades del mercado”, dijo en un comunicado, sin entregar detalles.

Samsung declinó entregar detalles sobre la capacidad de la planta y la cantidad de empleados. En los últimos años, la firma ha estado expandiendo la producción en países de menores costos, como India y Vietnam.

Te recomendamos: Samsung seguirá reinando en México pese a esfuerzos de Apple y Huawei

 

Siguientes artículos

Filtración de audios: Así quiere Mark Zuckerberg dominar el mundo
Por

El CEO de Facebook reveló su plan para vencer a su rival chino TikTok y explicó por qué quiere mantener el control absol...