Notimex.- En los primeros cuatro meses de 2020, salieron del país capitales por 206,743 millones de pesos de inversiones de extranjeros en bonos del gobierno mexicano, equivalentes a 8,643 millones de dólares (al tipo de cambio fix del viernes de 23.92 pesos por dólar), establecen indicadores del Banco de México (Banxico).

Los datos del instituto central precisan que al 21 de abril de este año, fecha más reciente de que dispone información, la tenencia de bonos en manos de inversionistas foráneos en el país se ubicó en 1.94 billones de pesos, mientras que al 31 de diciembre de 2019, estaba en 2.14 billones de pesos.

Los indicadores del Banxico detallan que la mayor parte de las fugas de inversiones se registraron en los Bonos M, con una caída de la posesión de este papel en manos de foráneos de 12,000 millones de pesos, al quedar en 1.73 billones de pesos el 21 de abril, desde un 1.85 billones de pesos el 31 de diciembre del año pasado.

En tanto, en Cetes, la salida de inversiones fue de 79,355 millones de pesos, ya que estos instrumentos en manos de no residentes en México sumaba 245,259 millones de pesos a fines del año pasado y descendió a 165,904 millones de pesos el 21 de abril pasado.

El Instituto de Finanzas Internacionales indicó que un elemento que pesará en el ánimo de los inversionistas acerca de la economía mexicana será el fuerte impacto en el PIB, el cual caerá 5.8%, debido a la contracción de la economía de Estados Unidos de 3.8% en 2020.

Expertos consideran que las fugas de capitales del México obedecen a una tendencia mundial de salidas de inversiones de países emergentes a refugios de inversión considerados seguros como los Bonos del Tesoro de Estados Unidos y el oro, ante la incertidumbre por la recesión global que se avecina.

En el caso también se sumaron a las dudas de los inversionistas, las recientes degradaciones en la calificación crediticia del país y de Pemex por parte de Ficth y Moody’s.

Los especialistas advierten que la salida de extranjeros y sus capitales podría acentuarse, sobre todo si el impacto económico por COVID-19 deteriora aún más la posición fiscal del México; si los precios del petróleo se mantienen bajos (afectando a Pemex y los ingresos petroleros), y si prevalece en el mundo un entorno de preferencia por liquidez y activos seguro.

Lee también: México coloca 5,255 mdp en permuta de instrumentos de deuda: Banxico

 

Siguientes artículos

facebook
Zuckerberg critica a Twitter por verificar tuits de Trump: ‘empresas no deberían ser árbitro de la verdad’
Por

“Las compañías privadas probablemente no deberían hacerlo, especialmente estas plataformas, no deberían estar en la posi...