Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Cancillería, afirmó que las modificaciones que se llevaron al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) cabo son “razonables” y benéficas para el país.

“En resumen y como lo verán en su momento, es un tratado muy bueno, muy importante para México. Y ni un solo resultado, yo diría, es una píldora amarga que nos hayamos tenido que tragar, exactamente cero, cero, lo digo con orgullo”, aseguró el principal negociador por México para el pacto comercial.

El funcionario descartó totalmente que el gobierno de Estados Unidos vaya a supervisar los centros laborales en México con inspectores.

Explicó que el cumplimiento de las reformas laborales de México fue uno de los temas más álgidos de la negociación que se dio en el seno de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, cuyos integrantes demócratas exigieron modificaciones al acuerdo que ya se firmó hace un año por los presidentes de los tres países.

Te recomendamos: Empresarios confían en que Senado les dará voz antes de ratificar T-MEC

En ese sentido, se estableció un mecanismo especial de respuesta rápida para solución de controversias en materia de democracia sindical.

“Lo que se acuerda para cubrir esta preocupación del cumplimiento en materia laboral es que específicamente para materia laboral relacionada con elecciones, no para otras, no para discriminación o empleo de niños, no, para votaciones, ya sea de líder sindical o de aprobación de un contrato o de aprobación de una revisión de contrato, se crea un mecanismo”, indicó Seade.

El procedimiento que permitirá que, en caso de una denuncia en materia laboral en algún país, las autoridades de ese país −en el caso de México, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS)− contarán con 85 días para examinar el caso y tratar de resolverlo.

En caso de que no se resuelva la situación denunciada, se integraría un panel que estaría conformado por tres panelistas, uno de Estados Unidos que sería elegido dentro de una lista por autoridades mexicanas, otro de México elegido por sus contrapartes estadounidenses y un tercero de otro país neutral, que podría ser Canadá, pues también se acordó un sistema similar.

“Es una solución que a todas las personas que hemos consultado, nos han dicho que es una maravilla”, afirmó Seade en la firma del Protocolo Modificatorio al T-MEC.

Al acto en Palacio Nacional asistieron Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá; Robert Lighthizer, representante comercial del gobierno de los Estados Unidos, y Jared Kushner, consejero senior del presidente Donald Trump.

Del lado mexicano asistieron el presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard, Arturo Herrera, secretario de Hacienda; Graciela Marquez, secretaria de Economía, y Luisa Marñia Alcalde, secretaria de Trabajo.

Asimismo asistieron senadores de todos los grupos parlamentarios y empresarios.

Confían en pronta ratificación

Luego de que autoridades de los tres países firmaron hoy el protocolo modificatorio del T-MEC, el canciller Marcelo Ebrard confió en que el acuerdo se ratifique en dos semanas en tanto que en el Congreso canadiense podría ocurrir hasta enero.

En todo caso, señalaron los funcionarios mexicanos, con los acuerdos que se alcanzaron en las últimas semanas, la fecha de la ratificación no representa una preocupación mayor.

Lee también: Senado revisará y ratificará modificaciones al T-MEC en ‘fast track’

 

Siguientes artículos

Empresarios confían en que Senado les dará voz antes de ratificar T-MEC
Por

El líder de las empresas exportadoras consideró que habrá tiempo para revisar el acuerdo final y proponer ajustes.