A pesar del importante crecimiento e impulso internacional de las energías renovables, el carbón sigue siendo el rey en la generación de electricidad del planeta.

A nivel global, el carbón es el energético dominante para la generación eléctrica, pues representa 38% del total, el mismo porcentaje que hace 20 años, expresó el gigante energético BP en su informe estadístico mundial de energía 2019.

El mundo consumió 1.4%  más de carbón en 2018, su mayor repunte desde 2013 y el segundo año con crecimiento consecutivo. Dicho aumento fue conducido por  una mayor demanda en la región Asia-Pacífico, particularmente de India y China.

“Incluso si las fuentes renovables están creciendo a tasas verdaderamente excepcionales, el ritmo de crecimiento de la demanda de energía (2.9%), especialmente en los países en desarrollo de Asia, limita el ritmo al que el sector energético puede descarbonizarse”, detalló la compañía en su reporte.

Gráfico: Forbes Staff con información de BP

Con una demanda energética en crecimiento, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) aumentaron 2% en 2018, más rápido que en cualquier otro momento desde 2010-2011.

“Existe una falta de concordancia cada vez mayor entre las demandas de la sociedad para la acción contra el cambio climático y el ritmo real de progreso, con la demanda de energía y las emisiones de carbono creciendo a su ritmo más rápido en años. El mundo está en un camino insostenible”, advirtió Spencer Dale, economista en jefe de BP.

Esperanza en energías limpias

No todo está perdido. En 2018, las energías renovables crecieron 14.5%, llegando cerca de la tasa récord alcanzada en 2017. La participación de las fuentes renovables en la matriz energética global pasó de 3 a 9.3% en solo 10 años.

“Creo que puede haber una mayor mayor inversión en renovables, las cuales vayan satisfaciendo el consumo a nivel global”, comentó el especialista del sector eléctrico, Victor Ramírez.

El gas natural, considerado un energético limpio, ocupó el segundo lugar de generación eléctrica global con 23% del total, y cuyo consumo creció 5%, una de las tasas de crecimiento más rápidas desde 1984.

Además, el porcentaje de generación eléctrica con petróleo y energía nuclear ha declinado sustancialmente desde 1998.”Hay muchos países que están desactivando centrales nucleares y, desafortunadamente, sustituyéndolas en el corto plazo con carbón”, agregó el analista.

¿Y México?

Pese a la tendencia global, México se dirige hacia un menor consumo de carbón, pues esta variable se desplomó 21.7% el año pasado. Durante 2018, la generación eléctrica con carbón se redujo 5.8% de 30.9 a 29.2 Terawatts-hora.

La nueva administración de Andrés Manuel López Obrador ha mostrado una postura ambigua sobre el carbón. Si bien la empresa estatal CFE ha insistido en que no aumentará su producción eléctrica con dicho mineral, al mismo tiempo ha lanzado profundas críticas a las energías renovables, pues su director general, Manuel Bartlett, las considera muy costosas.

Aquí la historia completa: La gran mentira de las energías renovables, según la CFE

 

 

Siguientes artículos

El Día del Padre dejará 42% menos ventas que el 10 de mayo
Por

Se espera que los mexicanos gasten entre 500 y 1,000 pesos en regalos para el Día del Padre, de acuerdo con la plataform...