De acuerdo con el más reciente estudio de CitiBanamex, Brújula digital 2017, en México el nivel de bancarización aumentó en un 16%, alcanzando el 51% de la población mexicana, lo que representa un total de 20 millones 208 mil 750 habitantes con al menos un producto bancario, señala dicho informe.

Además, según el mismo estudio, la cantidad de personas que usan internet también sigue creciendo y alcanzó un 83% de la población en 2016. Estos factores resultan altamente relevantes para aquellas personas y empresas que tienen intereses en los negocios de e-commerce en el entorno local, pues el mercado mexicano en este momento representa grandes oportunidades, que de ser aprovechadas, significan un crecimiento acelerado en el número de clientes y de las ventas por ese canal.

Muchos compradores en línea: una oportunidad

Actualmente 6 de cada 10 habitantes bancarizados en México ingresan a la web a realizar algún tipo de compra o pago. (Conoce cómo Aumentar las ventas de tu E-Commerce en México aceptando pagos por SPEI con PayU)

Es decir, alrededor de 18 millones de compradores buscan todo tipo de productos en la web. Por eso, este es un mercado que se ha convertido en el atractivo de grandes, medianas y pequeñas empresas que antes vendían sus productos de otras formas o simplemente llegan a competir directamente en este escenario.

¿Qué se debe tener en cuenta al vender en línea?

Al vender en línea es clave ofrecer seguridad a los compradores. Precisamente, Brújula digital 2017 señala que los usuarios de banca electrónica priorizan que ésta sea segura, fácil de usar y consideran importante que la conexión sea estable.

Si está interesado en empezar a vender en línea tenga en cuenta que su negocio, independientemente del tamaño o sector económico al cual pertenezca, puede hacerlo, además, con PayU no necesita de una página web para vender y cobrar por los productos o servicios que se ofrecen. Lo puede hacer por redes sociales o incluso haciendo uso de aplicaciones de mensajería instantánea. (Aprenda a vender por redes sociales aquí)

Publicidad

No olvide que los clientes son la base de su negocio y su seguridad no puede estar en juego. Por eso, además de una plataforma que acepte diversos medios de pago, se debe tener en cuenta que su módulo antifraude sea altamente seguro y le genere la suficiente confianza al cliente para finalizar la compra. (Conozca los 4 pasos indispensables para vender por internet en México)

PayU, toda la seguridad que los clientes necesitan

PayU es una plataforma de pagos que en el cuarto trimestre del 2016 procesó más de 97 mil transacciones en México, y que trabaja con marcas como Sony e Innovasport en el país.

Esta plataforma de pagos, que cuenta con su propio módulo antifraude, está diseñada especialmente para que los diferentes negocios o las personas que ofrecen servicios puedan recibir pagos desde su móvil, redes sociales, página web y vía e-mails de manera rápida, simple y segura.

La seguridad, de la mano de la confianza y fidelidad

Tenga en cuenta que ofrecerle a los clientes versatilidad y seguridad a la hora de efectuar sus compras online es uno de los factores más importantes para generar confianza y, con ella, fidelidad.

Un comprador satisfecho y seguro, probablemente se animará a comprar nuevamente en ese sitio de e-commerce donde tuvo la experiencia positiva, incluso, puede llegar a recomendar esta tienda online con sus conocidos y familiares. Es importante no asumir riesgos con las transacciones de los clientes.

PayU cuenta con un sistema que combina múltiples variables para disminuir, a través de inteligencia artificial, la probabilidad de fraude en una transacción. El módulo antifraude permite identificar y prevenir este tipo de riesgos sin sacrificar la tasa de conversión de ventas exitosas para diferentes tipos de negocio.

¿Cómo funciona el módulo antifraude de PayU?

  • Analiza más de 300 variables al momento de recibir la transacción.
  • Evalúa el panorama y el nivel de riesgo de acuerdo a su modelo predictivo.
  • Se apoya en los datos y conocimiento del sistema financiero y las redes de pagos.
  • Califica la probabilidad de fraude y decide la aprobación de la transacción.

A la medida de cada negocio

PayU entiende que cada negocio tiene necesidades diferentes. Por eso, adapta su modelo dependiendo de la categoría en la que se encuentra la empresa que solicita sus servicios.

A medida que los clientes empiezan a generar los pagos por las compras de determinados productos o servicios, el módulo antifraude almacena esa información y se fortalece para proteger a las empresas de mejor manera contra posibles riesgos futuros.

Además, el módulo permite la configuración mensual, con el fin de que se ajuste aún más a las necesidades del cliente y del e-commerce. ¡Protección personalizada para compradores y vendedores!

Mejoras constantes en la seguridad

Recuerde que las tácticas de fraude que utilizan las personas en internet son variadas y se hacen cada día más sofisticadas. PayU trabaja constantemente en la evolución del módulo antifraude para que todas las transacciones que se realizan en su sistema de pagos sean cada día más seguras.

Si considera que su empresa está lista para ingresar al mundo del e-commerce, y además necesita un módulo de pagos con altos estándares de seguridad, puede inscribirse aquí.

Quizá te interesa: Ofrecer más medios de pago, la clave para aumentar tus ventas.

 

Siguientes artículos

TCL, el gigante de las televisiones, llega a México
Por

El tercer fabricante global de pantallas consolidará su entrada al mercado mexicano aprovechando oportunidades como el M...