En la primera llamada telefónica que tuvo como presidente con su homólogo mexicano, Donald Trump “perdonó” la imposición de tarifas a los productos importados desde el país, no sin antes haberle hecho bullying con varios amagos.

De acuerdo con la transcripción de la conversación entre Trump y Enrique Peña Nieto del 27 de enero, a la cual tuvo acceso The Washington Post, el estadounidense afirmó varias veces que era su deseo poner aranceles a las importaciones desde México para abatir el déficit de 60,000 millones de dólares que tiene su nación en la relación comercial bilateral.

No obstante, Tump indicó que tras la reunión que habían tenido su yerno y asesor Jared Kushner y el canciller mexicano Luis Videgaray, había decidido que se negociara una solución que beneficiara a los dos países.

“Yo no quería que Jared se reuniera con Luis, sólo quería algo muy simple, y con un alto nivel de precisión, que pusiéramos una tarifa en la frontera para que los productos que vinieran de México a Estados Unidos fueran motivo de un impuesto a determinarse. Podría ser de 10% o 15% o podría ser de 35% para algunos productos que, por ejemplo, sean de trabajos que fueron trasladados a México; la mayoría estaría en un rango de 10 a 15%”, le dijo Trump a Peña.

PUBLICIDAD

Tras el amago inicial, el habitante de la Casa Blanca dijo estar dispuesto a esperar a un acuerdo.

“Sólo quiero poner un impuesto en la frontera y entonces no necesitaríamos reuniones. Dicho eso, si tú quieres tener reuniones y continúas teniendo reuniones, estoy dispuesto a esperar. Jared confía fuertemente en que ustedes y él serán capaces de llegar a un acuerdo”, expresó.

La conversación se desvió a los problemas de narcotráfico en México, así como al tema del muro fronterizo, en el cual Trump le dijo a Peña que no podía decir a la prensa que México no está dispuesto a pagar por éste.

Lee: No digas que México no pagará el muro: Trump a Peña

Sin embargo, Trump regresó a la conversación varias veces su idea de aranceles y lo hizo con frases que más bien evidenciaban un bullying a su homólogo. Estas fueron las frases.

  • “Los poderes del presidente de Estados Unidos para poner impuestos son tremendos y si estudias eso, verás a lo que me refiero. Por eso no quería tener una reunión, sólo quería un impuesto en la frontera”.
  • “Si quieres intentar y trabajar un acuerdo, está bien. Pero si no podemos llegar a un acuerdo, quiero decirte que vamos a poner un impuesto muy sustancial en la frontera para acceder a Estados Unidos porque, honestamente, no vamos a querer sus productos a menos que tengan un impuesto”.
  • “No quiero tus productos e impuestos más bajos. Y lo que eso significa es que fábricas y plantas empezarán a ser construidas en Estados Unidos porque los impuestos serán muy altos en México”.
  • “Estoy en una especie de mala posición porque el acuerdo que están haciendo no es tan bueno como el que podría imponer mañana, de hecho, esta misma tarde (en referencia a impuestos). No tengo que acudir al Congreso o al Senado, no necesito el voto de 400 personas, tengo los poderes para hacer todo esto”.
  • “Vine a la oficina esta mañana y me reuní con un grupo de personas, teníamos un plan para ir en esa dirección (la imposición de tarifas) y quería hacerlo por dos años”.

Al final, Trump reiteró que aunque no era su primera opción, esperaría por un acuerdo comercial pues es de su interés que México sea un vecino bueno, fuerte y feliz.

 

Apapacho tras la rudeza

No todas las palabras de Trump fueron fuertes; también le lanzó a Peña frases para hacerlo sonreír.

Cuando el estadounidense hablaba de que quería un México económicamente fuerte, Peña intervino:

– Y nosotros queremos generar trabajos y queremos ser más fuertes y necesitamos crecer. Comparto esa posición con usted.

– Somos tú y yo contra el mundo, Enrique, no lo olvides.

Además, cuando Trump le propuso que su yerno Jared y Luis Videgaray prepararan una declaración conjunta, Peña aceptó y esto llenó de felicidad al magnate.

“Bien. Quiero que seas tan popular que la gente pedirá una reforma constitucional en México para que puedas gobernar por seis años más”.

 

Siguientes artículos

BofA también espera que México crezca más este año
Por

La actividad económica de nuestro país superó las expectativas del banco estadounidense BofA.