La Secretaría de Energía (Sener) pretende dificultar la importación de combustibles a empresas privadas.

La dependencia que encabeza Rocío Nahle establecerá que las firmas energéticas detallen cómo van a transportar los combustibles, además de la ubicación de las instalaciones de almacenamiento, de acuerdo con el anteproyecto publicado en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) en febrero de 2019.

Las compañías también tendrán que manifestar la razón social con clave del RFC si tienen permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), además de acreditar su relación comercial mediante el contrato correspondiente.

Los importadores de hidrocarburos estarán obligados a anexar el contrato de los laboratorios acreditados por la CRE o aquellos extranjeros registrados ante la Secretaría de Economía (SE).

PUBLICIDAD

En el caso de proveedores extranjeros, estos deberán precisar a la Sener la relación que contenga nombre, domicilio e identificación fiscal o equivalente de los proveedores de la mercancía importar y el documento que acredite la relación comercial.

Por último, los importadores deberán presentar a la Sener una relación que contenga razón social y clave de RFC válida de al menos dos de sus principales clientes, además de acreditar la relación con los clientes que indique el volumen que plantea vender durante el ejercicio fiscal y producto correspondiente.

El cambio ocurriría en el punto 10 del acuerdo que modifica la clasificación y codificación de hidrocarburos y petrolíferos cuya importación y exportación está sujeta al permiso previo de la Sener, publicado en diciembre de 2014 en el Diario Oficial de la Federación.

El director de operaciones de Avant Energy, Jaime Williams, comentó que la propuesta es ajena a la realidad de cómo opera la industria. “El proyecto de modificación (…) sí genera gastos adicionales a los interesados en obtener un permiso para la importación de hidrocarburos y petrolíferos”.

Si bien el gobierno señaló que no se incurrirá en ningún gasto porque los requisitos ya están estipulados en las reglas generales de comercio exterior, Williams argumentó que no existe justificación alguna para exigir que previamente a la obtención de un permiso de importación, se tenga que acreditar todo al grado de tener que presentar contratos firmados.

Actualmente, el Servicio de Administración Tributara (SAT) es el que decide qué empresa puede importar hidrocarburos y cuál no, con lo cual, se constituye en el verdadera autoridad que permite la importación, comentó Erik Tapia Estrada, quien refirió sus comentarios a titulo personal, y no a nombre de PMI Comercio Internacional donde labora como gerente de inteligencia de mercado de refinados y productos petroquímicos de la filial de Pemex.

“Replicar la información (…) tiene como principal efecto desincentivar el mercado de importación de combustibles”, añadió el directivo de Avant Energy.

En enero, Nahle aseguró a Forbes México que no se cancelarán permisos de importación, luego de múltiples críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el poco uso de dichos permisos.

Aquí la historia completa: No vamos a cancelar permisos para importar combustibles: Nahle

 

Siguientes artículos

Estados reprueban por tercer año seguido en transparencia del gasto en salud
Por

Las entidades con menor nivel de transparencia en la materia fueron: Durango, Guerrero, San Luis Potosí, Tabasco y Chiap...