SHENZHEN, China.- La firma china dice que tiene la capacidad y las soluciones tecnológicas para ayudar a México a identificar a los migrantes que pasan por el país rumbo a Estados Unidos a fin de tener un proceso ordenado.

De acuerdo con Edwin Diender, vicepresidente de soluciones de Gobierno y Servicios Públicos de Huawei, aunque la empresa enfrenta un bloqueo para comercializar sus productos de redes y telefonía en Estados Unidos, México puede aprovechar sus soluciones para diseñar una estrategia de ingreso de migrantes.

TAMBIÉN LEE: 

Si México no para migrantes y drogas cerraremos la frontera… en un año: Trump

La empresa promueve, a través de su Enterprise Business Group, soluciones de identificación en diversas áreas, desde eventos deportivos masivos, a bases de datos de violencia doméstica, pasando por control de multitudes y registro de cruce de personas en fronteras.

Ante los problemas que ha enfrentado México por el ingreso desordenado de miles de migrantes por la frontera sur, incluyendo situaciones como los ingresos forzados, o ‘portazos’, voces desde dentro del país como de fuera piden una mejora en la forma en que se procesa el paso de estas personas.

Largo proceso

A la fecha, el proceso es que los migrantes que entren al país por la frontera sur deben esperar unos cinco días mientras se procesan sus documentos y se les registra. Es una medida para mantener orden en la entrada de los migrantes que a muchos desespera. En algunos casos, a algunos migrantes se les ha puesto un brazalete que tienen que portar hasta poder recibir una visa humanitaria para poder estar un año legalmente en el país.

Inclusive la Comisión Nacional de los Derechos Humanos advierte que México no impulsa políticas públicas que garanticen un tránsito seguro por el país.

Además, Estados Unidos ha acusado a México de inacción para detener el flujo de migrantes provenientes de la frontera sur del país. En este sentido, la administración de Donald Trump ha advertido a México represalias si no tiene un control estricto de las personas que entran a través de la frontera sur, dado que se podrían colar personas con antecedentes criminales y hasta terroristas.

El instituto Cato dice que si bien el gobierno mexicano ha realizado un intenso trabajo para controlar sus fronteras, la efectividad en ello ha decaído con el tiempo.

En datos de la Secretaría de Gobernación, se muestran las deportaciones de migrantes procedentes del Triángulo Norte de América Central. Las deportaciones llegaron a su máximo a mediados de la década pasada, declinaron de 2006 a 2011, repuntaron en 2015 y 2016 y han vuelto a declinar. La tasa de deportaciones cayó de 99% en 2017 a 87% el año pasado.

En años pasados, México detenía a ocho migrantes centroamericanos por uno que llegaba a EU. Ahora, la tasa es de apenas 4 detenidos por uno que alcanza suelo estadounidense.

Solución smart

Ante este problema, Diender, de Huawei, dice que a pesar de bloqueo a los productos y soluciones que impuso la administración Trump a su empresa, México puede utilizarlos para mejorar el procesamiento de los migrantes.

“Si México quiere utilizar soluciones de cualquier empresa, Estados Unidos no puede ni debe cuestionar quién les construye esas bases de datos”, dijo el ejecutivo.

Algunas de esas soluciones son parte de la oferta de Smart City de la empresa, con las cuales buscan promover su filosofía tecnológica de “transferencia digital” en agencias de gobierno.

 

 

Siguientes artículos

Día de la Tierra | Cartuchos de tóner originales: ¿mejores para el medio ambiente?
Por

Un área donde las empresas pueden reducir el riesgo de contaminantes en interiores es el de las impresoras láser y sus c...