Después de la vida hay más vida, aseguran algunos teólogos y estudiosos del ser humano, sin embargo estas teorías podrían ser no solo exclusivas para la raza humana sino también para los dispositivios móviles o smartphones. Una especie de resurrección zombie es lo que atraviesan algunos teléfonos a la hora de ser reemplazados. Si crees que cuando ya no utilizas tu teléfono muere, estás en un error.

La creciente contabilidad de smartphones que asciende a 102.9 millones de dispositivos en manos de los mexicanos, equivalente a 87.1% de las líneas celulares en México al segundo trimestre de 2018, se ha valido en alguna proporción de las segundas vidas de los celulares que han abonado a su acelerado ritmo de adopción.

Esta segunda vida es natural para los dispositivos móviles y no solo en México, sino a nivel mundial. Así lo explica Radamés Camargo a Forbes México, analista y especialista tecnológico para la firma The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Lee también Smartphones impulsan 48% el crecimiento del e-commerce en México

PUBLICIDAD

“Es un proceso lógico, tu teléfono no muere en el momento que te deshaces de él, adquiere una segunda y hasta tercer vida. Ya sea dentro de tu familia, tus amigos o en algunos casos hemos encontrado teléfonos hasta en casas de empeño”, detalló Camargo.

Según las cifras de CIU los usuarios aprovechan el momento de reemplazo de estos equipos para darles una segunda vida. Estos pueden pasar a manos de otra persona en sustitución de su equipo actual (Smartphone o Feature Phone).

Un primer indicio de esta circunstancia consiste en que una razón de 41.8% de los poseedores de un Smartphone al segundo semestre de este año lo recibieron como un regalo de una persona. Entre estos, 23.5% afirmaron que el dispositivo era usado. Es así que la contabilidad de equipos inteligentes que han tenido más de una vida de uso asciende a 10.1 millones durante el periodo referido.

 

“Esta numeralia es consistente con que en el agregado de hábitos de reemplazo de los usuarios de smartphone se identifica que, al menos 4 de cada 10 (38.9%) de los equipos sustituidos potencialmente tuvieron un segundo uso o vida, 36.9% quedaron inutilizables, 23.7% simplemente se reemplazaron/guardaron en el cajón y tan sólo 0.5% fueron reciclados”, señala Radamés.

Entre aquellos que potencialmente tuvieron otra vida, casi dos terceras partes (64.8%) categóricamente sirvieron a este propósito, tal que fueron transferidos a un amigo o familiar o fueron vendidos para tener un segundo dueño. La proporción restante (35.2%) quizás tuvieron un destino similar al sufrir de una transferencia de propiedad, pero no directamente de su dueño original, sino que fueron robados o perdidos por éste.

¿Qué sucede cuando una línea celular queda en desuso?

Otra circunstancia que amerita apercibir es aquella del destino de nuestro número celular cuando entra en desuso y potencialmente tiene una segunda vida como elemento identitario de otra persona.

“La reutilización de un número telefónico podría ocurrir entre el instante en el que se cancela una línea hasta unos seis meses posteriores, el periodo es incierto, puesto que los operadores no lo han definido de forma oficial”, señala Camargo.

Este reciclaje de números celulares por lo regular genera una serie de molestias para el nuevo propietario, ya que el número de segundo uso podría continuar inscrito a servicios de SMS contratados por el dueño original, además de ser propenso a recibir llamadas constantes de personas y empresas buscando al poseedor anterior.

No obstante, las consecuencias negativas no sólo las experimenta el nuevo propietario. Se han presentado casos de números que al activarse de nueva cuenta permiten acceder a datos del propietario original. La brecha de seguridad permite el acceso al nuevo usuario a servicios de mensajería instantánea del anterior, como WhatsApp, que incluso admite entablar conversaciones con los contactos del usuario anterior. También se han presentado situaciones en la que el nuevo dueño recibe SMS confidenciales de instituciones bancarias que no recibieron notificación de la baja/cambio de número telefónico de su cliente.

De dónde son estos teléfonos 

El mercado en México parece tener mayor predilección por los dispositivos inteligentes provenientes de Asia. De esta forma, Corea del Sur es el país que mayor huella de mercado tiene en México, 34.4% de los Smartphones en México provienen de la marca surcoreana Samsung, la cual registra un crecimiento de 2 puntos porcentuales en su participación de mercado con respecto al cierre de 2017, para refrendarse como el fabricante número uno en México. LG, connacional de Samsung, ocupa el segundo lugar al contabilizar 13.3% del total del mercado, según estadísticas de CIU.

Seguido de Corea del Sur en el continente Asiático encontramos a China, quien de la mano de Huawei y ZTE ostenta 8.9% de la participación de mercado dividida en 6.6% y 2.3%, respectivamente. Huawei ha realizado importantes inversiones en publicidad en México para lograr posicionar sus dispositivos en las manos de los usuarios.

 

Siguientes artículos

Aumenta tu productividad con tu smartphone; este experto te dice cómo
Por

Fredy Won, gerente de móviles de Samsung en Guatemala nos explica cómo el Galaxy Note9 y Samsung DeX nos ayudan a conver...