Mejor apúntalo en tu agenda: el domingo 13, lunes 14 y martes 15 de marzo (de 2016), en el World Trade Center Ciudad de México, se realiza la Sound:check Xpo, encuentro esencial entre los protagonistas de la industria de la música y el espectáculo.

 

Convertida en la mejor de su ramo en nuestro país —y en una de las mejores en Latinoamérica—, en esta edición, su decimocuarta, la Sound:check Xpo tendrá nuevamente un gran número de participantes para hablar sobre las novedades, tendencias y retos en el ámbito del audio en vivo, grabación, iluminación, video, escenarios, efectos especiales y, claro, la música.

Si en la primera edición de hace 13 años hubo alrededor de 7,000 personas, 2,800 metros cuadrados de exhibición y alrededor de 30 empresas expositoras, para la edición de este año las cosas han cambiado —desde luego—, y todo ha crecido de manera exponencial.

Jorge Urbano.

Jorge Urbano. (Foto: sound:check Xpo)

Jorge Urbano, su director, lo sabe, y no oculta su sonrisa y su satisfacción.

Y con justa razón: los nuevos números que me va desglosando (en entrevista) no dejan lugar a dudas del crecimiento y éxito del proyecto.

—Para esta edición de 2016, la Xpo cuenta con más de 12,800 metros cuadrados, lo que significa que son tres pisos (dos son completos) en el World Trade Center. Eso sí —añade Jorge—, podría decirse que es una exposición de tamaño mediana en el rango mundial; es la segunda en América Latina después de Brasil, porque, vaya, Brasil sigue siendo un país enorme, y un superpaís musical… Tenemos 250 marcas registradas, 245 estantes vendidos, y alrededor de 100 compañías que ya están participando. Entonces, ha sido una evolución importante, exponencial…

Así que hablamos de 245 estantes con más de 250 marcas: de equipos de sonido, instrumentos musicales, estudios de grabación y de iluminación, o academias de música. La Sound:check Xpo es, sí, una especializada feria para la actualización, demostración y capacitación de los profesionales y aficionados de la industria de la música. Aunque puede asistir cualquier tipo de público.

Jorge suelta una risita cuando le pregunto por aquellos inicios de hace 14 o 13 años.

—¡Uf! —exclama; luego añade—: me vas a hacer recordar buenos momentos… Yo creo que el proyecto nació con buena estrella. Nosotros viajábamos, o viajamos a diversos países, para asistir a este tipo de exposiciones, y nos encantó el formato como éste… Así que ése fue el impulso que nos movió a organizar esto en México por primera vez. Es lindo ver cómo ha ido creciendo el chamaco… El año pasado, por ejemplo, recibimos a 19,000 personas; en esta edición vamos por los 20,000 asistentes. Para nosotros, eso es un éxito. Imagínate: 20,000 personas tras ya 14 años, cuando empezamos con 7,000.

Eso sí: reconoce Jorge que los inicios no fueron sencillos.

—Sobre todo, ya que no había experiencia para montar este tipo de exposiciones. Yo creo que fuimos valientes; de hecho, a veces nos decían que estábamos locos, porque nadie había organizado algo como esto. “¿Estás seguro en lo que se están metiendo?” Y yo: “Pues no. Sin embargo, creo que la única forma de estar seguro es haciéndolo.” Y lo hicimos. Desde la primera, hasta ésta, ha sido éxito tras éxito, y hemos ido aprendiendo a la par de los mismos expositores: muchos de ellos no sabían ni montar bien una exposición. Ahora ya saben, ya tienen departamentos de mercadotecnia, tienen relaciones públicas, tienes sus proveedores. Todos, me parece, hemos aprendido mucho durante estos 14 años…

La decimocuarta edición.

La decimocuarta edición.

Creo que no lo he mencionado: además de conocer y probar las innovaciones en materia de equipamiento de audio para grabación y show en vivo, iluminación, escenarios y video, así como instrumentos musicales, la exposición comercial se combina con conferencias, conciertos didácticos y master classes, en las cuales connotados músicos charlan sobre el aspecto creativo, la producción, grabación y los shows en vivo.

Precisamente de la mano de Music:Life, para esta edición de 2016 la jornada de master classes está, de verdad, sensacional. Veamos: el primero que participará es Mike Stern: él es uno de los músicos de guitarra eléctrica más estimados de su generación. Como apuntan desde la organización: es un solista electrizante cuyo estilo abrasador combina el poder incendiario del rock-fusión con las armonías sofisticadas del jazz.

También estará el polifacético Steven Wilson. Hablamos de uno de esos seres que lo que toca lo convierte en oro. Vocalista, compositor, multiinstrumentista, productor e ingeniero de sonido, él es “uno de los artistas más vanguardistas, influyentes y multifacéticos del rock progresivo contemporáneo y la música experimental”.

De igual forma estará presente Alex Mercado, influyente pianista de jazz mexicano, arreglista y compositor. Con tres discos propios en su lista (The Watcher, Symbiosis y Refraction), y un sinfín de colaboraciones con destacados músicos y cantantes nacionales y extranjeros, Alex ha puesto su mirada también en la divulgación de sus experiencias creativas con el fin de que el arte se vuelva algo cotidiano en nuestras vidas, algo de todos para todos.

Junto a la Sound:check Xpo durante 13 años, Jorge Urbano ha visto evolucionar y cambiar la industria de la música y el espectáculo en nuestro país, y cómo se ha profesionalizado y capacitado cada vez más. Aunque, reconoce, todavía existen ciertos prejuicios que eliminar. Él es claro:

—Si bien es cierto que debe divertirte la música, también es verdad que es algo serio. Para muchos, es un modo de vida —puntualiza Jorge—. En ese sentido, yo creo que falta valorar la profesión en México, como si se hablara de un doctor, o un abogado, o un ingeniero. Aún es muy común que cuando el papá le pregunta a su hijo qué vas a estudiar y dice música, no le toman en serio; inmediatamente te vuelven a cuestionar: “En serio, ¿qué vas a estudiar?”, o te preguntan: “Bueno, ¿y qué más vas a estudiar?” Nosotros, a lo largo de estos años, hemos tratado de poner nuestro grano de arena, aunque sabemos que falta muchísimo… Juntamos escuelas, juntamos sindicatos, a empresas y a organizaciones que nos ayudan a transmitir el valor de la música y de lo que la rodea, como es la ingeniería. Para nuestra fortuna, ahora hay escuelas, hay revistas, hay libros, hay carreras con las que el hijo puede obtener y llegar con su certificado de una escuela a su casa. Así que yo creo que sí, que nosotros hemos contribuido con un granito de arena…

—Pero, entonces, ¿en qué momento se encuentra la industria del espectáculo y de la música?

—Las etapas que me sé siguen vigentes: introducción, crecimiento, estabilidad y decaimiento. Ya pasamos de la introducción, y se puede notar en muchas cosas; hoy, por ejemplo, tenemos un público más exigente. Pasamos de introducción a crecimiento, y nos falta bastante para seguir avanzando. Faltan más escuelas, y más libros en español, profesores más capacitados…

“Lo que sí es cierto es que se ha creado una cultura e interés por todo lo que hay detrás de la música, por todo lo que hay alrededor del espectáculo. Y en todos los campos —concluye Jorge—. Por ejemplo, en los periódicos, antes salíamos nada más en las secciones de espectáculos, y ahora estamos en cultura, en economía, incluso negocios. Al final, representamos también un sector económico. Si bien es cierto que las crisis nos han afectado, y más recientemente la inestabilidad del dólar, también es verdad que las cosas no van tan mal… Yo creo que vamos bien, esta industria va bien, pero todavía estamos en una etapa de crecimiento.”


Nota bene: Para asistir al evento, y si requiere más información, puede visitar la página web de Sound:check Xpo, o su página de Facebook.


 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Pepedavid13

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La forma como te comunicas te define
Por

Tener una voz sólida en el entorno global y permanecer vigente en un mercado cada vez más competitivo y multicultural es...

También te puede interesar