El partido Morena y aliados, de la presidenta electa Claudia Sheinbaum, están cerca de asegurar una supermayoría en ambas cámaras del Congreso, lo que allanaría el camino para aprobar reformas constitucionales controvertidas.

Analistas desglosaron los posibles movimientos que preocupan a los mercados y a los inversionistas y que llevaron a una fuerte caída en los precios de los activos el lunes.

El “mentor” de Sheinbaum, el presidente saliente Andrés Manuel López Obrador, propuso una serie de reformas constitucionales en febrero, algunas de las cuales, según algunos críticos, eliminarían órganos de supervisión muy necesarios, erosionarían los controles y equilibrios y concentrarían más poder en el poder ejecutivo.

Ahora, con una mayoría de dos tercios asegurada en la Cámara Baja del Congreso y a su alcance en el Senado, López Obrador coincidirá con los legisladores recién elegidos en su último mes en el cargo en septiembre. López Obrador sugirió el lunes que haría un último esfuerzo para forzarlos antes de entregar el testigo a Sheinbaum.

“Lo voy a hablar con Claudia… porque presentamos las propuestas que están en el Congreso, para ver cuál de esas iniciativas podemos impulsar y que se apruebe”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa diaria.

La preocupación por la reestructuración hizo que las acciones cayeran más del 6% y el peso hasta un 4.3%.

Entre los cambios propuestos, López Obrador quiere eliminar al Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI), a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

También pondría a la Secretaría de Energía a cargo de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que ahora son independientes y a los que, al igual que los otros organismos autónomos, López Obrador acusa de fomentar la corrupción.

A lo largo de su administración, López Obrador a menudo arremetió y chocó con dichas agencias, incluido el Instituto Nacional Electoral (INE), que busca reformar por completo.

Unas 700,000 personas llenaron las calles de la Ciudad de México en febrero para protestar por la propuesta de desmantelar el INE.

Te recomendamos: Abrumadora victoria de Morena supone riesgos a contrapesos: analistas

Mayoría de Morena en el Congreso podría autorizar estas reformas

Las reformas son una forma de “instituir una reforma electoral para cimentar la hegemonía política de Morena; bajar el listón para que los referendos públicos obtengan validez legal”, dijo Nicholas Watson, director gerente de la firma consultora Teneo.

López Obrador utilizó con frecuencia esos referendos para implementar políticas polémicas, como cancelar un aeropuerto de Ciudad de México parcialmente construido antes de asumir el cargo en una votación en la que participó sólo una fracción del público.

López Obrador también quiere grandes cambios en el sistema judicial, en el que se elegirían magistrados de la Corte Suprema, magistrados de circuito, jueces de distrito y autoridades electorales elegidos popularmente.

El número de magistrados de la Corte Suprema se reduciría de 11 a 9. Además, todos los magistrados y jueces tendrían que ser renovados en una elección extraordinaria que tendrá lugar en 2025, parte de una serie de medidas que, según los críticos, limitarían los tribunales independientes.

López Obrador ha dicho que los cambios son necesarios porque el poder judicial actual sirve a una minoría y, a veces, al crimen organizado a expensas de la sociedad.

Sus reformas también reducirían el número de miembros de la cámara baja del Congreso de 500 a 300 y reducirían el número de senadores de 128 a 64.

S&P Global Ratings dijo que si bien una mayor centralización de la toma de decisiones políticas y señales políticas mixtas bajo López Obrador habían reducido la independencia de varias agencias, persistían importantes controles y equilibrios entre las ramas del gobierno, incluido el poder judicial.

“Las medidas que debilitan los controles y equilibrios podrían afectar la confianza de los inversores privados al crear percepciones de mayor riesgo, afectando potencialmente el crecimiento económico y la solvencia soberana”, advirtió.

Las reformas propuestas, entre las cuales López Obrador podría tener que elegir dada la estrecha ventana entre la última sesión legislativa bajo su mandato y la toma de posesión de Sheinbaum en octubre, también incluyen:

-Beneficios de jubilación ampliados para personas mayores de 65 años o más y personas discapacitadas.

-Mejora de las becas para estudiantes.

-Formación profesional remunerada para jóvenes de entre 18 y 29 años.

-Prohibición del maíz genéticamente modificado.

-Prohibición de derechos de agua en zonas que enfrentan sequía.

-Prohibición de la minería a cielo abierto.

Con información de Reuters

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y no te pierdas de nuestro contenido

 

Siguientes artículos

obrador Claudia Sheinbaum
¿Podrá Sheinbaum, científica del clima, sacudirse el legado petrolero de AMLO?
Por

Sheinbaum, elegida el domingo como la primera mujer presidenta de México por un amplio margen, hereda un país que lucha...