Reuters.- Tanquetas arrollaron manifestantes contra el régimen de Nicolás Maduro, varios de ellos en medio del humo, mientras carros hidrantes intentaban dispersarlos.

Algunos manifestantes derrumbaron un pequeño segmento de la reja exterior de la base militar y entraron, pero fueron rechazados por los uniformados. Hasta el momento, se desconoce su estado de salud.

En una aparición televisiva, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, aseguró que las fuerzas militares seguían respondiendo al orden constitucional. “Este hecho de violencia que atenta contra la paz y el sosiego de la ciudadanía por una parte ya ha sido derrotado”, dijo rodeado de generales.

Aunque el presidente no había aparecido el martes en la televisión, el canciller Jorge Arreaza dijo que Maduro se encontraba en su puesto como siempre “en control de la situación” y que a Guaidó sólo lo acompañan unos 30 soldados.

“Hoy queda claro que Maduro no cuenta con la totalidad de la fuerza armada. Hoy la protesta sostenida es para que la familia militar se termine de sumar en esta causa”, agregó Guaidó al mediodía en una grabación divulgada por su oficina de prensa.

Temprano el martes, el opositor había publicado un video en Twitter en el que apareció flanqueado de militares llamando a acabar con lo que llama una “usurpación” del poder por parte de Maduro, que resultó reelecto en criticados comicios hace casi un año. Y más tarde dijo que había generales que querían sumarse a su movimiento.

A pesar del descontento de muchos venezolanos con su gestión ante la turbulencia política y la profunda crisis económica, Maduro controla a la cúpula militar y a las instituciones.

Desafiando al presidente Nicolás Maduro, el líder opositor de Venezuela Juan Guaidó llamó el martes a los militares a buscar la salida del gobierno, pero el mandatario aseguró tener la fidelidad de los jefes de las Fuerzas Armadas, que chocaban contra cientos de manifestantes frente a una base aérea.

Por varias horas, Guaidó, acompañado del dirigente Leopoldo López -que hasta ahora estaba bajo arresto domiciliario- estuvieron en una autopista frente a la base La Carlota de Caracas resistiendo junto a unos 70 soldados gases lacrimógenos de la Guardia Nacional, según testigos de Reuters, que incluso escucharon un breve pero intenso tiroteo.

“Hoy las Fuerzas Armadas, los mismos soldados se ponen del lado de la Constitución, acuden al llamado”, dijo Guaidó a la cadena CNN en español desde la autopista cerca de la base.

El gobierno dijo que el episodio fue un intento de golpe de estado por parte de un pequeño grupo de “traidores militares”.

“¡Nervios de Acero! He conversado con los Comandantes (…) del País, quienes me han manifestado su total lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la Paz. ¡Venceremos!”, escribió Maduro por Twitter.

 

Siguientes artículos

Venezuela hoy: fragmentos anónimos de un país roto
Por

Desde Caracas, Aglaia Berlutti nos cuenta cómo ha vivido una jornada en la que la oposición quiere marcar un parteaguas...