La cuarentena en la que están unas 3,000 millones de personas en el mundo debido a la pandemia de coronavirus ha desatado una batalla entre apps para realizar videoconferencias, en la cual Zoom se ha colocado en primer lugar, aunque los otros competidores no se quieren quedar atrás.

Facebook lanzó este jueves una versión de escritorio de su aplicación Messenger para Mac y Windows, después de años de haber dejado de desarrollar una, para hacer que los chats de video estén disponibles en las pantallas de las computadoras para sus usuarios.

La empresa de Mark Zuckerberg había anunciado el plan para la versión de escritorio el año pasado, al tiempo que revelaba pasos para transformarse en una empresa más dirigida a la mensajería privada.

La red social señaló hoy que vio un aumento de más del 100% en las personas que usaron su navegador de escritorio para llamadas de audio y video en Messenger en el último mes.

En tanto, los usuarios diarios de Zoom se dispararon a más de 200 millones en marzo frente a un total previo máximo de 10 millones, dijo en una videoconferencia el jefe de la aplicación, Eric Yuan, al tiempo que intentó minimizar las preocupaciones sobre privacidad e intrusiones en su servicio.

“Para poner este crecimiento en contexto, a fines de diciembre del año pasado, el número máximo de participantes diarios en reuniones realizadas en Zoom, tanto gratis como pagados, fue aproximadamente de 10 millones”, escribió el fundador y presidente ejecutivo, Eric Yuan, en una carta a los usuarios de Zoom el miércoles.

Yuan dijo que el uso de Zoom se disparó en las últimas semanas, con más de 90,000 colegios en 20 países recurriendo a sus servicios de videoconferencia para realizar las clases de manera remota.

No obstante, el gran flujo de usuarios hacia la plataforma ha abierto muchos frentes para la compañía, sobre todo en materia de privacidad.

“Reconocemos que nos hemos quedado cortos en las expectativas sobre privacidad y seguridad de la comunidad -y en las nuestras-“, dijo Yuan. “Me disculpo por eso”.

Lee también: Usuarios confinados en casa sufren: apps de video no se sincronizan con TVs

El lunes, la oficina en Boston del FBI emitió una advertencia sobre Zoom, recomendando a sus usuarios que no celebren encuentros en la opción pública ni compartan enlaces de forma amplia, tras recibir dos reportes de personas no identificadas que irrumpieron en sesiones escolares, un fenómeno conocido como “zoombombing”.

Un par de días después, la compañía de cohetes espaciales SpaceX, propiedad del multimillonario Elon Musk, prohibió a sus empleados usar Zoom en un memorando al que tuvo acceso Reuters, asegurando que la aplicación presenta “dudas significativas sobre privacidad y seguridad”.

Yuan reconoció los problemas en su carta, afirmando que “en los próximos 90 días estamos comprometidos a dedicar los recursos necesarios para mejorar la identificación y lidiar y arreglar los problemas de manera proactiva”.

Houseparty, entre acusaciones

Houseparty es una aplicación que ha ganado popularidad para las conversaciones grupales por video durante la actual cuarentena por la enfermedad Covid-19, no obstante, han surgido acusaciones de que roban datos de otras apps instaladas en los móviles.

Epic Games, compañía desarrolladora de la aplicación y de juegos como Fortnite, rechazó las acusaciones de hackeo y ofreció una recompensa de 1 millón de dólares para quien entregue pruebas de lo que calificó como una campaña de desprestigio.

En los últimos días han aparecido cientos de tuits de internautas que aseguran que sus cuentas de Spotify, Snapchat y otras fueron hackeadas tras descargar Houseparty.

“Todas las cuentas de Houseparty son seguras. El servicio es seguro, nunca se ha visto comprometido y no recopila contraseñas de otros sitios”, aseguró en un tuit.

“Estamos investigando indicaciones de que los recientes rumores de hackeo fueron extendidos por una campaña comercial de difamación pagada para dañar a Houseparty. Ofrecemos una recompensa de 1,000,000 de dólares para la primera persona que aporte pruebas de tal campaña a [email protected]”, agregó.

La app, que está en la lista de las más descargadas en la tienda Play de Google y en la de Apple, sigue disponible en ambas plataformas.

El experto en ciberseguridad Graham Cluley dijo que ninguna compañía de seguridad informática fiable ha indicado que haya problemas con Houseparty. “El hecho de que alguien instalara Houseparty y luego fuera violada su cuenta de Spotify puede no tener conexión alguna”, dijo.

Con información de Reuters

Te recomendamos: Videojuegos a los que podrás tener acceso gratis

Sigue las noticias de tecnología en Forbes México

 

Siguientes artículos

pesca
Coparmex califica de duro golpe eliminación del estímulo fiscal a la pesca
Por

La Coparmex clasifica la medida como un retroceso para las empresas pesqueras