Esta inquietud ha alertado a los altos ejecutivos de todo tipo de industrias. En el Reporte Global de Riesgos 2019, elaborado por el Foro Económico Mundial —con el apoyo de Marsh & McLennan Companies y de Zurich Insurance Group— se destaca la pérdida de empleos a causa de la tecnología como uno de los riesgos a corto plazo ya que se estima que en 10 años el 40% de los trabajos serán automatizados, y necesitamos crear profesionales con estas competencias para enfrentar este mundo cambiante y digital.

Este panorama ha propiciado una creciente necesidad de las empresas por contar con trabajadores con habilidades cada vez más sofisticadas. No obstante, en nuestro país no es tan fácil encontrar perfiles que cubran estas aptitudes de manera eficaz derivado de una brecha educacional.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), el país enfrentará un déficit de 20 mil ingenieros enfocados en áreas como tecnologías de la información, ingenierías en robótica e inteligencia artificial para los siguientes cinco años. Por ello resulta necesario hacer que los programas de educación sean de alto nivel y logren capacitar a los estudiantes para insertarse en un mundo laboral tecnológico desde etapas tempranas, de lo contrario la brecha de talento seguirá marginando a miles de trabajadores.

De ahí la importancia de impulsar las áreas de conocimiento conocidas como STEM (por sus siglas en inglés que se refieren a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), que tendrán una demanda muy alta en el mercado laboral para desarrollarse en diferentes áreas como robótica, programación o actuaría, por mencionar solo algunas; por el momento el porcentaje de profesionales STEM es bajo en nuestro país, contra una demanda que cada vez será más alta.

Es por esto que las empresas deben buscar implementar acciones que contribuyan a que niños y jóvenes vean la utilidad y la aplicación de la tecnología y la digitalización en su educación. Un ejemplo de esto es el torneo de robótica más grande del mundo a nivel educativo “FIRST Robotics Competition”, en el que participan estudiantes de nivel bachillerato y en el cual Zurich, a través de su fundación Z Zurich Foundation apoya a 17 equipos mexicanos en esta edición 2019.

Este tipo de programas no sólo acerca a los jóvenes a la innovación y la tecnología, sino que materializa la utilidad de los conocimientos adquiridos y les abre las puertas a un entorno laboral competitivo en la que desde mucho antes de salir a la vida laboral, logran aprender a resolver problemas reales, generar un pensamiento crítico y desarrollar sus capacidades al máximo, así como impulsar que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres para incluirse en estas disciplinas y participar en el desarrollo económico y productivo del país.

De esta manera, es como podemos apoyar colectivamente la sustentabilidad de la sociedad, a través de una educación que vaya de acuerdo con los tiempos que vivimos y con las tendencias que se prevén para las próximas décadas.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: zurich.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La protección cibernética no acaba con antivirus
Por

Se estima que para 2021, la ciberdelincuencia costará 6 billones de dólares en todo el mundo, pero la inversión en segur...