La reciente crisis global, enmarcada en la pandemia del COVID-19, ha obligado a millones de personas a confinarse en sus hogares y a detener el ritmo y operación de las empresas, sin importar giro o dimensión, incluyendo grandes, pequeñas y medianas.

Esta paralización ha provocado a su vez afectaciones económicas graves, tales como la disminución radical en la demanda de combustibles fósiles, tanto para generación de calor como de electricidad, lo cual ha impactado en la reducción de los precios del crudo, incluso a valores negativos nunca antes vistos. Sin embargo, es en el aspecto ambiental que dicha situación ha provocado una reducción acelerada en las emisiones de gases de efecto invernadero como CO2 y NO2 en diversas partes del mundo.

El panorama actual, inevitablemente nos hace reflexionar sobre lo que hemos hecho, lo que hacemos y lo que debemos hacer para enfrentar los retos futuros referidos al cambio climático. Uno de los principales retos técnicos que deben enfrentar la academia, las empresas y el gobierno, para contribuir con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París (COP21) en 2016, es la transición energética hacia el uso responsable de recursos renovables y la implementación de tecnologías limpias. Países como Alemania, España, Dinamarca, Finlandia y Suecia han incrementado su generación eléctrica, con recursos renovables, a porcentajes mayores a 35% de su capacidad total instalada, siendo las energías eólica, hidráulica, biomasa y solar fotovoltaica las más utilizadas. Esto corrobora y ejemplifica de manera inequívoca que realizar la transición del uso de fósiles a renovables no sólo es deseable sino urgente y posible.

Para contribuir con los objetivos planteados en el Acuerdo de París, referente a la mitigación del cambio climático y con los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Universidad Anáhuac México, a través de la maestría en Tecnologías para el Desarrollo Sustentable, garantiza la capacitación profesional necesaria para colaborar de manera dinámica, en la mejora continua de problemáticas ambientales reales.

Posgrados Anáhuac: Maestría en Tecnologías para el Desarrollo Sustentable

Esta profesionalización estructurada, y de cimientos sólidos, logrará que los estudiantes, al finalizar el programa, puedan solventar de forma integral problemáticas actuales desde un enfoque completamente global. Así, cada problemática será resuelta a través del entendimiento claro de la situación particular en materia ambiental, social y económica, brindando una visión sustentable con la integración precisa de herramientas, que contribuyan a tomar decisiones orientadas a mejorar y perfeccionar las condiciones actuales de cualquier entorno en donde se desarrollen.

Para lograr éxito en el desafío de la diversificación de la matriz energética, es vital invertir en investigación y desarrollo, así como en la capacitación de capital humano. Y si bien este panorama relativamente novedoso nos indica que aún queda mucho por descubrir y mejorar en el campo de las energías renovables, el enfoque hacia el mejor aprovechamiento de los recursos, el desarrollo de nuevas tecnologías y la búsqueda de mayores eficiencias en sus dispositivos de transformación permitirá que la participación de las energías renovables, para generación eléctrica y en biocombustibles, sea más amplia, segura y confiable.

Hoy más que nunca es fundamental voltear la mirada hacia las tecnologías limpias, nuevas y consolidadas, que tengan la capacidad de satisfacer la creciente demanda de energéticos y contribuya a la mitigación del cambio climático, así como el desarrollo profesional de los protagonistas de esta transformación. Hoy, hay un compromiso compartido por dejar el planeta mejor de como lo encontramos.

También lee: Un aliado para la industria cafetalera.

 

Siguientes artículos

Entrada de Televisa al mercado de telefonía móvil es una ‘adición disruptiva’: The CIU
Por

El reciente anuncio constituye una adición disruptiva en un mercado altamente concentrado, en el que Telcel acumula el 7...