Huawei es una compañía que no solo fabrica dispositivos con los que ha alcanzado rápidamente la cima entre los principales fabricantes mundiales, sino una de las firmas que más se adelantó al sueño de los emporios de telecomunicaciones: la infraestructura para la anhelada red 5G.

Ante esto, una de sus apuestas es convertirse en el principal proveedor de infraestructura y dispositivos 5G no sólo en China, sino en gran parte de los principales mercados del mundo, sin embargo ante el reciente anuncio por parte de Estados Unidos de bloquear a este gigante asiático, este tema queda en el tintero del análisis.

Lee también Qué significa para la economía global la batalla de EU contra Huawei

“Quien haya tomado esta decisión de emprender esta guerra ya sea empresas o el gobierno de Estados Unidos geopolítica seguramente tuvieron conciencia de que limitar o excluir a Huawei significa asimilar el costo de no adoptar quinta generación por algo así como 10 a 14 meses, que es lo que Ericsson o Nokia han estimado que les va a tomar madurar su tecnología de quinta generación”, señala Ernesto Piedras, de The Competitive Intelligence Unit a Forbes México.

El analista insiste en que la firma china es la única con capacidad de desplegar toda una compañía de telecomunicaciones, todo un operador: torres, antenas, circuitos, fibra óptica y también dispositivos, en que es la única empresa en el mundo con capacidad de desplegar una red de quinta generación”,

Implicaciones Telecom en México

Un tema que atañe en México es sobre el futuro despliegue de redes, la actual infraestructura y tecnologías de la información con las que trabaja y trabajará para poder construir sus redes 5G.

Ante esto, la oportunidad para sus competidores podría ser la ruta obvia para que comeincen a permear el mercado de telecom los siguientes años en México, sin embargo, no será fácil.

“Huawei no solo es el fabricante de teléfonos y tabletas pero es una empresa que si tomas sus ingresos anuales son mayores a los de todo el sector de telecomunicaciones y tecnologías de la información y software de México. Si bien la desconfianza en esa empresa puede beneficiar a otras empresas tecnológicas como Cisco, Ciena, Ericsson y Nokia para el despliegue de 5G, llama la atención su rezago tecnológico de 12 a 18 meses que no les permite hoy día competir simultánea y frontalmente”, señala el CEO de The CIU.

El futuro de este tema está echado al aire y como refiere el representante de The CIU, habrá que ver qué impacto tienen los operadores de telecomunicaciones, porque todos son intensivos en el uso de Huawei en sus redes.

“Va a haber muchas implicaciones pero bajo ese escenario del Tratado de Libre Comercio entrarían también las restricciones para las empresas en México de contratar y comprar más equipamiento con Huawei. Aquí salimos tocados los consumidores por una parte que tenemos menos alternativas de elección pero también los operadores que van a tener que empezar a desembarazarse de Huawei”, dice Ernesto Piedras.

 

Siguientes artículos

Educación digital para el futuro del aprendizaje
Por

Intentos pasados para integrar la tecnología en los sistemas educativos han fracasado porque las intervenciones se han c...