La televisora firmó un acuerdo con la promotora de peleas de artes marciales mixtas para crear un canal de televisión de paga. Estiman un mercado de 34 millones de personas en el país.

 

Fotografías: Julio Hernández

 

PUBLICIDAD

Después de haber perdido en 2011 los derechos de transmisión, Televisa vuelve a firmar una alianza con la empresa de artes marciales mixtas Ultimate Fighting Championship (UFC). Pero esta vez no solamente para transmitir las peleas, sino para crear un canal exclusivo para los aficionados a este deporte, visto en 800 millones de hogares en el mundo.

“Televisa es la compañía de medios más grande de México y por eso regresamos con ellos. Empezamos las transmisiones en 2005 en Latinoamérica con Fox Sports y tenemos una gran relación, pero se presentó esta oportunidad no solamente para la audiencia mexicana, sino para llegar a 20 países de habla hispana”, comenta en entrevista Ike Lawrence, director de Operaciones de Zuffa, empresa propietaria de la UFC.

El acuerdo entre ambas compañías consiste en lanzar a finales de este año un canal de suscripción con 20,000 horas de contenido al año, repartidas entre 35 eventos en vivo, las mejores peleas de campeonato y series originales tipo ‘reality’.

La popularidad de la UFC en México, tradicionalmente aficionado al box y a la lucha libre, ha crecido de tal forma hasta tener una base de 34 millones de fans, afirma Ike Lawrence Epstein. Este acuerdo, que amplía la entrada de las artes marciales mixtas en un mercado que crece con efervescencia para el televidente que demanda este tipo de eventos, puede elevar también la cifra de suscriptores de televisión de paga, área que está dando más ingresos a Televisa.

En su informe anual, Televisa reportó ventas netas de 69,290 millones de pesos (mdp), 10.7% más que en 2011. De éstas, Sky, el sistema de televisión satelital de paga, contribuyó con el 20% de los ingresos, mientras que los sistemas de cable (Cablevisión y Cablemás) lo hicieron con un 22% del total.

Sky tiene 5.5 millones de suscriptores, y en 2012 aumentó 16% sus ventas, más que el resto de los segmentos de negocio de Televisa, mientras que la tele por cable lo hizo en un 14.2%.

Aunque no reveló el monto del acuerdo ni las ganancias que esperan, Ike Lawrence cree que pueden repetir la experiencia de Brasil, donde hace siete años la UFC no era muy popular, pero a partir de un acuerdo hecho con TV Globo, crecieron las suscripciones al canal “Combate”, en el cual se transmiten las peleas, y han incrementado la audiencia hasta 40 millones de personas.

“Después del éxito en Brasil, vimos la oportunidad con Televisa de crear un canal. Y aunque va a tomar tiempo, creemos que podría ser un mercado más grande que Brasil y las expectativas son muy, muy altas”, agrega Lawrence.

Además, el actual campeón de los pesos pesados es Caín Velásquez, de nacionalidad mexicano-estadounidense. La audiencia está garantizada.

ike-laurence-ufc-julio-hernandez

 

Un imperio forjado a golpes

En 2002, Dana White, empresario y manejador de peleadores de artes marciales mixtas, se enteró que Semaphore Entertainment Group, empresa que organizaba estos combates, estaba en venta. Llamó a su amigo de la infancia, Lorenzo Fertitta, ejecutivo de los Station Casino en La Vegas. Él, junto con su hermano Frank Fertitta III, compraron la compañía un mes después y así nació la Ultimate Fighting Championship, dejando a Dana White como presidente.

Estos hermanos de raíces sicilianas fundaron a su vez la controladora de la UFC, Zuffa (pelea, en italiano), fundando así un imperio del entretenimiento que llega a 148 países en 28 idiomas diferentes.

La popularidad de estos combates, en los cuales los peleadores se enfrentan dentro de un octágono enrejado con técnicas desde el kick boxing hasta jiu-jitsu, ha conseguido una popularidad que da a esta empresa la mayoría de sus ganancias a través del pago por evento.

En 2011, Fox Sports firmó un acuerdo por 700 mdd para transmitir en exclusiva las peleas de la UFC por siete años, de acuerdo con el sitio Sport Business Journal. En ese mismo año, los hermanos Fertitta se encontraban dentro de la lista de los 400 millonarios de Forbes: Frank en el lugar 355 y Lorenzo en el 359.

Tilman Fertitta, primo de Frank y Lorenzo, está en el lugar 258 en la lista Forbes de multimillonarios de EU de este año, con una fortuna estimada en 1,800 mdd. Tilman también está en la industria del entretenimiento con la operación de casinos, además de varias cadenas de restaurantes, incluida la de camarones Bubba Gump (inspirada en la película de Forrest Gump) y que tiene sucursales en Cancún y Puerto Vallarta.

El crecimiento de la UFC ha seguido pese a las críticas que ha recibido de muchas personas, por la violencia y la brutalidad exhibidas en los combates. Una vez, el senador republicano John McCain las definió como “peleas de gallos humanas”, y en Nueva York están prohibidos estos eventos.

No obstante, Ike Lawrence, director de Operaciones de UFC, afirma que los hermanos Fertitta se preocuparon por la seguridad de los peleadores y cambiaron las reglas. Están prohibidos los cabezazos, picar los ojos, morder, agarrar el pelo, golpear o presionar los genitales, patear o pisar la cabeza cuando el oponente esté en el suelo e, inclusive, insultar.

“Los hermanos Fertitta se preocuparon por proteger a los peleadores, todo para hacer de éste un gran deporte”, asegura Ike Lawrence. Con el acuerdo firmado con Televisa, parece que este imperio del entretenimiento seguirá conquistando más público.

 

Siguientes artículos

Los resabios de la pugna en el PAN
Por

¿Cuál es el impacto del conflicto en el PAN para otros espacios de decisión política en el país? Incidirá en el Congreso...