Por Raciel Sosa*

Si queremos que nuestro equipo de trabajo sea exitoso, debe haber un objetivo en común, donde los integrantes tengan una misma visión respecto a lo que tienen que lograr y los roles estén perfectamente definidos. Y para lograr las metas existen diferentes procesos y herramientas.

Bajo una misma visión de ganar ganar, un equipo de trabajo consigue cohesionarse obteniendo un beneficio mutuo y una relación a largo plazo. En este contexto, la confianza juega un papel relevante, ya que la confianza es precisamente el elemento que une una persona con otra. Sin confianza no hay cohesión y sin cohesión no hay equipo.

En este sentido, el “papá” de la confianza es la confiabilidad, por lo que a nivel interno si me asignan un rol, lo voy a desempeñar con esa confianza de crear el fenómeno de la confiabilidad entre mis compañeros de trabajo. Y a nivel externo, genera lealtad por parte del cliente.

PUBLICIDAD

Lo que se necesita para generar un ambiente de confianza.

  • Intención. Debe existir una intención positiva de todos los miembros de un equipo; la intención es el primer aliciente para construir confianza.
  • Respeto mutuo. Hay que crear un entorno de respeto mutuo. Si haces un orificio al entorno del respeto, intoxicas toda la relación.
  • Propósito mutuo. Clarificar y enunciar un propósito en común que se da cuando tenemos claro que todos queremos lograr el mismo objetivo, y que conocemos los parámetros de medición, en términos de calidad, cantidad, tiempo y costo.

Para generar confianza y trabajo en equipo tenemos que establecer valores comunes como la honestidad, aprender a manejar el conflictos, fomentar el diálogo (el silencio es un cáncer en las organizaciones). Si no sacamos lo que nos duele, no estamos trabajando en equipo; El silencio es a veces una tolerancia mal entendida y es, finalmente, una “olla a presión”.

Asimismo, la confianza no se mantiene por sí sola; tiene el mismo comportamiento que un fluido; los fluidos hay que contenerlos y si tienen orificios se van desgastando. De ahí la importancia de realizar actividades cotidianamente para seguirla alimentando. Es lo que algunos autores llaman “depósito de la confianza”, es  decir, acciones que nutren la relación con el otro.

Para que una empresa sea exitosa, debemos hacer consciente la importancia de la confianza, cómo sembrarla, cómo construirla y cómo mantenerla sobre todo en un entorno multigeneracional como en el que actualmente vivimos.

Cuando se trabaja en un entorno de confianza se fortalece la sinergia y el trabajo en equipo y los beneficios son mayores para todos. No hay una relación de trabajo sana si no hay un beneficio mutuo de por medio.

*Director General de Leadex Solutions

 

Contacto:

Twitter: @Raciel Sosa

Facebook: Raciel Sosa MX

Página web: leadex.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La ocasión en que Serena no se vio nada serena
Por

Las marcas no dudan un segundo en desprenderse de sus embajadores, una de ellas Serena Williams, y todos olvidamos rápid...