Si necesitas financiamiento para afrontar el próximo regreso a clases, haz tu presupuesto para determinar qué monto puedes destinar al mes para buscar un crédito que se ajuste a éste y así poder cumplir puntualmente con el pago.

Hay que tener precaución con instituciones gestoras de crédito que ofrecen préstamos exprés sin requisitos como comprobar ingresos o consultar el historial crediticio en Buró de Crédito.

Generalmente, éstas ofrecen préstamos “inmediatos” que llaman la atención del público mediante anuncios muy sugestivos y tentadores.

Sin embargo, una vez que las personas acuden a solicitar el financiamiento, se les pide un depósito de aproximadamente el 5 al 10% del total del préstamo que están solicitando por concepto de gestoría, gastos de administración, y/o como garantía. Ya realizado el depósito la supuesta empresa aduce que el crédito está en proceso de autorización sin llegar a su entrega final. A veces dicen que el crédito no procedió y que el depósito no puede devolverse, o bien cambian de ubicación y desaparecen. El cliente pierde así el dinero que les depositó.

PUBLICIDAD

La comisión nacional que defiende a los usuarios de los servicios financieros, la Condusef, hace énfasis en que estas supuestas empresas no están constituidas como instituciones financieras, por lo que, si tienes alguna inconformidad o queja, no podrás presentarla ante esa comisión.

Para tener una buena experiencia al pedir un crédito toma en cuenta estos consejos:

En caso de requerir financiamiento, debes cerciorarse de la identidad y registro de la institución ante Condusef. No te dejes engañar por la aparente rapidez para el otorgamiento del crédito. No entregues documentos personales si no estás seguro de que sea una empresa seria; podrían robarte tu identidad.

Si requieres de un préstamo, puedes solicitar un crédito personal o uno de nómina en alguna institución debidamente autorizada, recordando que siempre es sano comparar las tasas de interés y condiciones del crédito para elegir la opción que más te convenga.

También puedes utilizar tu tarjeta de crédito para afrontar los gastos aprovechando las facilidades que ofrecen los pagos a meses sin intereses.

Sólo recuerda que en este caso necesitarás pagar por lo menos “el pago mínimo para no generar intereses”.

Una opción más puede ser el acudir a una casa de empeño, pero verifica primero que se encuentre debidamente registrada en el Registro Público de Casas de Empeño de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Una vez hecho esto, compara en varios lugares el monto que te prestarían y la tasa de interés.

Para gastar menos, haz un “check list” y revisa el inventario de los útiles, ropa, y equipo escolar que ya tienes. Compara luego el precio y calidad de las cosas que si necesiten en varias tiendas para elegir lo mejor al mejor precio.

Como los niños crecen rápido, compra la ropa una o dos tallas más grandes y ajústalos con hilo y aguja y suelta las costuras cuando sean necesario.

Para ahorrar en libros, ve si es posible adquirirlos de segunda mano.

 

Contacto:

Twitter: @BurodeCreditoMX

Facebook: Buró de Crédito México

Página web: Buró de Crédito

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Teads gana terreno con sus anuncios en video
Por

En los datos de comScore medidos hasta mayo del año corriente, se ha colocado como el primer lugar de marketplace de anu...