Antes de pensar en transportar y almacenar mercancía, se debe diseñar un esquema que contemple las necesidades del proveedor, la empresa y el cliente, a fin de garantizar un óptimo flujo de información.  Aquí te decimos cómo lograrlo.

 

 

Los procesos logísticos ayudan a facilitar las relaciones entre la producción y el movimiento de mercancías, al tiempo de que reducen tiempo y costos. La logística es parte esencial de una empresa, por ello, para que un proceso sea exitoso se debe diseñar un circuito que abarque proveedor, empresa  y cliente.

PUBLICIDAD

El Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior Inversión y Tecnología (Comce) señala que según el Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP), la logística es “el proceso de planear, implantar y controlar procedimientos para la transportación y almacenaje eficientes y efectivos de bienes, servicios e información relacionada, del punto de origen al punto de consumo, de acuerdo a los requerimientos del cliente”.

Dentro de un proceso logístico existen dos flujos básicos:

 

  • Flujo de información. Cómo se transmiten los datos y la documentación, en este caso se divide en dos. Por un lado desde los proveedores a la empresa y viceversa y por el otro, desde la empresa a los clientes y viceversa.
  • Flujo de movimiento físico. Aquí se mueven los insumos y productos. Abarca desde los proveedores a la empresa y desde la empresa a los clientes.

Al respecto, el Comce cita a José Luis Losada, director de Tecnologística Consultores y ex presidente de ARLOG: “El proceso logístico ve a la empresa de manera horizontal y, por lo tanto, cruza diversos sectores. Un buen diseño es capaz de minimizar las ineficiencias que se generan en los cambios de áreas, por ejemplo, de fábrica a depósito”.

El especialista recomienda que antes de diseñar un proceso logístico, se tomen en cuenta las siguientes recomendaciones.

 

Conoce. Es básico comprender el negocio y definir los procesos logísticos necesarios para soportar las ventajas competitivas que este requiere.

  •  Todo negocio debe construir una visión global para saber todo lo que se precisa, aunque se implemente en etapas.
  •  Es recomendable avanzar por etapas realistas y administrables por la empresa.

 

Evalúa. En cada etapa del proceso, se aconseja evaluar los errores y realizar ajustes para reducirlos en la etapa posterior.

ProMéxico indica que las actividades logísticas son el componente operativo de la gestión de la cadena de suministro. Este componente incluye la cuantificación, la adquisición, la administración de los inventarios, el transporte y la gestión del flete, así como la recolección de datos y el reporte de la información.

La consultoría A.T. Kearney estima que los costos logísticos en México representan el 15.3% del Producto Interno Bruto (PIB), en tanto que los costos en las empresas mexicanas corresponden al 10.3% de las ventas, de los cuales un 40% conciernen a costos de transporte y un 60% a inventarios, procesamiento de pedidos, almacenamiento y planeación de la gestión de operaciones de transporte.

Durante el proceso de logística se deben abarcar a todos los sectores involucrados, a fin de que se logre una relación entre el departamento de logística, compras, ventas y producción. Losada brinda los siguientes consejos para realizar un proceso de logística exitoso.

 

1.- Mejora la organización. Reducir los costos de logística no requiere de una gran inversión, sino de mejorar la organización.

Es necesario tener un buen control de inventarios, organizar almacenes y llevar el producto o servicio al cliente de una manera eficaz en términos de tiempo.

2.- Siempre pregunta ‘cuánto’. Es fundamental conocer cuántos productos se tienen en el almacén, cuánta cantidad de materias primas, cuánto se entrega, en cuánto tiempo se hacen las entregas y cuánto se va a vender.

De esta forma se empieza a hacer tangible el costo y se puede empezar a trabajar en planes de mejor y de desarrollo.

3.- Haz feedback de manera continua. Tener una comunicación fluida con el personal de la empresa, clientes y proveedores ayuda a tener un mejor panorama sobre cuáles son los sectores que precisan mejoras, o aquellos que marcan una diferencia favorable.

4.- Observa la cadena de suministro.  Todos los actores involucrados deben localizar con precisión en qué eslabón de la cadena de suministro se encuentra el negocio.

Si una empresa realiza un proceso de logística de manera exitosa, los pasos a seguir serán a través de la producción, el consumo, el almacenaje y la eliminación.

 

 

Siguientes artículos

El día después de la reforma en Telecom
Por

¿Qué será del segundo hombre más rico del mundo después de la reforma que pone en riesgo su dominio en México? Luego de...