De acuerdo con la secretaría, Ruiz Esparza viajó a China para dar “una amplia explicación” a directivos y funcionarios de gobierno las razones de la cancelación del fallo días después de que se declarara a la empresa ganadora del concurso de licitación.

 

La decisión de anular el fallo a favor de China Railway Construction Corporation (CRCC) para construir el tren México-Querétato fue propuesta por el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, para disipar “las dudas e inquietudes” alrededor de la licitación, dijo la dependencia en un comunicado.

De acuerdo con la secretaría, Ruiz Esparza viajó a China para dar “una amplia explicación” a directivos y funcionarios de gobierno las razones de la cancelación del fallo días después de que se declarara a la empresa ganadora del concurso de licitación.

PUBLICIDAD

La SCT agregó que Ruiz Esparza decidió tomar la decisión de cancelar la propuesta después de una reunión de trabajo extraordinaria con el Senado de la República, en la que los integrantes desacreditaban el fallo por supuestos favoritismos políticos.

“La propuesta la hizo con base en el artículo 40 de la Ley Vigente de Obra Pública, el cual permite cancelar un fallo cuando este pueda perjudicar a la Secretaria y desde luego al proyecto sin que haya recurso en contra. Era el momento legal para cancelar el fallo con los menores riesgos y costos previsibles”, dijo la SCT en el comunicado.

El pasado 11 de noviembre, el primer ministro chino, Li Keqiang, lamentó la decisión de México de anular el fallo que dio ganador a CRCC para construir el tren de alta velocidad, un proyecto con un valor de 3,750 millones de dólares (mdd).

Además, el funcionario exgió al gobierno mexicano “un trato justo” para las empresas chinas.

Tras el reclamo del gobierno chino, la administración de Enrique Peña Nieto también tuvo que enfrentar las críticas de varios sectores de la sociedad por un reportaje del sitio de internet Aristegui Noticias, de una residencia con un valor de siete millones de dólares en la que vivirán el presidente y su esposa cuando termine su mandato, y que fue construida por un contratista que también participaba en el consorcio de CRCC para el tren México-Querétaro.

La SCT considera que cancelar el fallo y reponer el proceso de licitación para atraer a más participantes fue la mejor decisión pese a que CRCC cumplía con “todos los requisitos técnicos, económicos y legales”, y espera que el consorcio chino vuelva a participar.

 

 

Siguientes artículos

Lecciones de Ayotzinapa para el Valle de México
Por

Una lección que deja Ayotzinapa es que el puesto clave para la infiltración del narco es el de director de Seguridad Púb...