El Acuerdo Comercial México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) tiene que llevar al sector automotor a transitar hacia la fabricación de vehículos con nuevas tecnologías, como autos eléctricos, aseguró Armando Ortega, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá en México.

Durante su participación en el encuentro Credit Outlook México organizado por la calificadora Fitch Ratings, el representante de empresas canadienses en territorio mexicano destacó que la actualización a las normas de origen para la producción automotriz representan desafíos para los fabricantes, pero también oportunidades.

“Tienes una regla de origen más estricta en los años por venir en el sector automotor, pero eso frente a una revolución tecnológica, que es la revolución eléctrica del prototipo por excelencia que es Tesla, y esa revolución que plantea si la región está preparada en el sector automotriz para enfrentar ese reto tecnológico.

Por ejemplo, en México que tenemos litio, tendrías que preguntarte qué está haciendo y qué tareas tenemos que hacer en materia de políticas públicas y de la iniciativa privada para adaptarnos a esas reglas de origen del vehículo de combustión tradicional y qué tenemos que hacer para atraer Estados Unidos Canadá y México la atractividad de la región norteamericana para la revolución tecnológica”, resaltó.

TAMBIÉN LEE: Autos eléctricos y beneficios fiscales, pendientes del gobierno con armadoras: Eduardo Solís

Las reglas de origen en el sector automotor plantean un incremento de 62.5 a 75% del contenido en los vehículos de que sea oriundo de la región.

Tmec

La firma del T-MEC ha traído optimismo a las autoridades mexicanas encargadas de la economía. Foto: Gobierno de México

Actualmente, en México solo se fabrican autos eléctricos por parte de la marca local Zacua, con sede en Puebla, mientras que el resto de las firmas proveen al país con vehículos de este tipo importados.

En México, la venta de vehículos eléctricos registró una tendencia a la baja entre 2016 y 2018; mientras que a octubre de 2019 se registró la venta de 231 unidades, cifra 47.1% mayor a la registrada en el mismo periodo de 2018, de acuerdo con datos del Inegi.

De acuerdo con la consultora Deloitte, los autos eléctricos e híbridos han mantenido un crecimiento en sus ventas en el contexto de una caída en la venta de autos ligeros. No obstante, siguen siendo una pequeña fracción del total de vehículos vendidos.

“En México, el precio del híbrido más barato se encuentra, cuando menos, 100 mil pesos más arriba que el de un auto con motor de gasolina de dimensiones y características similares, mientras que en cuanto al rendimiento, el de los autos eléctricos sigue siendo muy inferior al de los vehículos de combustión. Esta situación hace que, para el consumidor promedio, todavía sea complicado y poco motivante adquirir una unidad de este tipo”, refirió Manuel Nieblas, socio líder de la Industria de Manufactura en Deloitte México, en un artículo publicado en octubre pasado.

 

Siguientes artículos

Crecimiento-economia-mexico
Coparmex plantea nuevo pacto fiscal; advierte reparto inequitativo para estados
Por

La Coparmex consideró que el actual esquema de distribución genera riesgos financieros, pues algunos estados incurren en...