En estos días, donde se ha concretado la extinción de koalas en Australia, de algunas especies de rinocerontes en Java y Sumatra en incluso el pez “remo” en China, la labor del Centro de Tortugas Fausto Llerena en la isla de Santa Cruz en el archipiélago de las Galápagos destaca por la sorpresa causada por uno de los 15 ejemplares que allí se protegen.

Allí trabajan para la preservación de las Chelonoidis hoodensis, o la especie de tortuga gigante de la Isla Española del mencionado archipiélago ecuatoriano, donde a una de las tortugas que participa del programa de cría en cautiverio se le atribuye un impulso sexual excepcional.

Entre los machos, el espécimen de nombre Diego mostró una performance inusual, tanto que se le atribuye haber ayudado a salvar a su especie de la extinción.

En una declaración de prensa, el Parque Nacional Galápagos anunció el final de la participación de Diego en el programa de reproducción, diciendo que una evaluación mostró que había cumplido sus objetivos de conservación.

El programa comenzó en 1965, con los primeros esfuerzos dedicados a salvar a la población de tortugas en la Isla Pinzón, otra isla de las Galápagos.

En los 70, quedaban sólo 14 tortugas: 12 hembras y dos machos, según Galápagos Conservancy. En 1976, un tercer macho se introdujo en el programa de cría de restauración de tortugas: Diego, que había vivido en el zoológico de San Diego en los Estados Unidos durante 30 años.

El programa de cría ayudó a aumentar la población de tortugas a 2,000, de solo 15, dijo, en un comunicado revelado por The New York Times, Jorge Carrión, director del Parque Nacional Galápagos.

Diego formó parte de un programa de cría en cautiverio para revivir a la población de tortugas en la isla Española.

Las pruebas de paternidad indican que Diego es responsable de aproximadamente el 40% de la descendencia producida, dijo James P. Gibbs, profesor de biología ambiental y forestal de la Universidad Estatal de Nueva York en Syracuse.

Lee también: Pez remo gigante chino es la primera especie extinta de 2020

 

Siguientes artículos

La Cruz Roja: la infantería en el frente del coronavirus en la CDMX
Por

La solidaridad y la responsabilidad social pueden más que la pandemia (y si no nos crees, estos voluntarios de la Cruz R...