Por Andrés Bayona*

A pesar de los notables cambios que ha sufrido la industria del entretenimiento, a raíz de la llegada de nuevos competidores y de las disruptivas tendencias de consumo, la televisión hábilmente identificó el alto índice de interacción en sus propiedades digitales, además de su valor agregado como fuente de información.

No es un secreto que los oyentes, lectores, usuarios y espectadores quieren contenido de alta calidad y lo quieren ahora. Hace unos años, cuando digital no era considerado un actor relevante en la industria, el principal desafío consistía en identificar mecanismos para actualizar y entregar contenido en tiempo real, con el propósito de ganar momentum e impulsar el diálogo entre los espectadores. Ahora, el protagonismo que ha cobrado digital, a pesar de ser visto por algunos como una amenaza, realmente ha representado una oportunidad para monetizar el contenido en múltiples plataformas.

Este cambio se produce en un momento en el que los ingresos por publicidad tradicional disminuyen exponencialmente, y en donde la publicidad en televisión enfrenta un futuro cada vez más incierto en la medida en que el video y el contenido se vuelven más accesibles. Como es de esperarse, los ingresos seguirán migrando hacia lo digital, especialmente, en un escenario en el que las noticias están integradas en las redes sociales y son de fácil acceso, principalmente, en dispositivos móviles, impactando a audiencias mucho más robustas.

Así mismo, la línea entre publicidad y noticias se está desdibujando con el surgimiento de la “publicidad nativa”, más comúnmente conocida como contenido patrocinado, que es contenido pagado por anunciantes comerciales, escrito por periodistas y publicado en un portal de noticias. El hecho de que este tipo de contenido sea casi indescifrable de una noticia hace que sea aún más importante para los consumidores estar en sintonía con el origen de sus fuentes de noticias e información.

Hasta ahora, el impacto de nuevos ingresos para la industria puede estar más relacionado con incentivos para identificar nuevos mecanismos informativos para llegarle a la audiencia, más allá de la construcción de una nueva estructura de ingresos sostenible. Los medios digitales están explorando nuevos desarrollos tecnológicos y esfuerzos de mantenimiento para cambiar las formas en las que el contenido llega al público.

Te recomendamos: Participación de los medios digitales en la moda

Los consumidores no solo comparten, publican y discuten eventos de noticias en las redes sociales, sino que los dispositivos móviles están permitiéndoles ser generadores de noticias y contenido, lo que puede cambiar la forma en cómo funcionan las noticias en estos espacios. Ahora, todo tipo de contenido se está mezclando en sitios digitales, y cada vez más se desdibuja el rol de las fuentes y la importancia de saber identificar las famosas “fake news”.

Las nuevas formas de contar historias ahora prometen y desafían. Las empresas que hacen parte de la industria de la televisión deben entender que los medios tradicionales ya no son los guardianes del contenido, y que su reputación y valor empresarial están de la mano con la aceptación que sus audiencias le dan al contenido que los medios distribuyen. En el entorno en el que vivimos hoy, los competidores de la esfera digital, combinados con las organizaciones de nuevos medios, están trabajando para inyectar recursos en la producción de contenido, porque, al final del día, esto genera diálogo, mueve opiniones y representa una manera de monetizar contenido. Si bien los medios tradicionales continuarán desempeñando un papel importante en la difusión y el consumo de ese contenido, es solo una fuente. Los nuevos jugadores digitales están acá y llegaron para quedarse.

*Comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

LinkedIn: Andrés Bayona

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

5G: ¿Qué es, para qué y cuándo?
Por

Si bien todo mundo coincide en que 5G es el futuro, no todos coinciden en la velocidad de adopción de dicha tecnología....