Notimex.- Martí Batres dio a conocer la resolución en su favor de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia Partidaria de Morena, con la cual deberá reponerse el proceso de la bancada para elegir a quien presida la Mesa Directiva del Senado.

En conferencia de prensa, el legislador sostuvo que el proceso fue inválido e ilegal, pues tuvo irregularidades y faltó fundamento normativo y estatutario, además de que fue indebida la participación de integrantes de la bancada de Encuentro Social.

El aún presidente de la Cámara alta informó que ya no participará en una segunda contienda como lo instruyó dicha Comisión al ordenar que se reponga el proceso en el que resultó electa la senadora Mónica Fernández Balboa.

Indicó que dicha resolución representa una victoria moral y política, y reiteró que él compitió por principios y no por cargos.

“Para mí constituye una victoria moral y el punto final de la batalla legal que he dado contra esa arbitrariedad abusiva. Seguiré en el debate político, seguiré defendiendo las causas y principios que deben guiar a Morena. Me quedo con la victoria moral, esta ya es un gran logro, un logro elevado y fundamental”, dijo.

Explicó que el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, Ricardo Monreal, está obligado a reponer dicho proceso, pues las resoluciones de la Comisión de Honestidad y Justicia son vinculantes para los legisladores del partido.

Lee también: Batres pide la misma ‘cucharada’ para Monreal: relevo con una jefa de bancada

Batres Guadarrama dijo que espera que a partir de esa resolución, el senador Monreal corrija su conducta, ya que “no se puede hacer política como hace 30 años”.

Agregó que no negociará otro cargo y seguirá en el debate político dentro del grupo parlamentario de Morena, en donde continuará defendiendo la legalidad.

“Esta resolución de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia es una gran victoria de los principios de legalidad y de participación democrática”, añadió. “Tiene sentido porque nuestro movimiento nació luchando contra los fraudes electorales”, puntualizó.

Insistió en que es una batalla por principios y no por cargos, y advirtió que mientras persista el actual tipo de conducción en ese grupo parlamentario de su partido no habrá garantía de imparcialidad en los procesos internos.

“He ganado la batalla de opinión, he triunfado moralmente y he demostrado que tengo la razón jurídica; sin embargo, por la razón expuesta, no participaré en un nuevo proceso interno mientras no cambien las condiciones al interior del grupo parlamentario, y además porque mi batalla no es por un cargo como un fin en sí mismo”, anunció.

Añadió que seguirá participando en el grupo parlamentario de Morena y ejercerá todos sus derechos.

“Voy a seguir trabajando y manteniendo una representación digna de la Ciudad de México en el Senado de la República. Seguiré apoyando la agenda de transformación por la que votaron nuestros electores.

“Siempre seré una voz que luche contra la injusticia, donde quiera que ésta suceda, y me mantendré receptivo a las propuestas e inquietudes de la ciudadanía”, manifestó.

Te recomendamos: Iniciativa contra delincuencia organizada, el polémico pendiente del Senado

 

Siguientes artículos

Primer Informe | Así ha usado AMLO las ‘benditas redes sociales’ en el último año
Por

Las expresiones favoritas de López Obrador como el ‘me canso ganso’, ‘mafia del poder’ o ‘fifí’ brillan por su ausencia...