Notimex.- Gilda Margarita Austin Solís, madre de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, y su defensa legal desahogan este sábado la audiencia inicial por la acusación de enriquecimiento ilícito y asociación delictuosa.

Luego de ser presentada ante el juez de Control con sede en el Reclusorio Norte, el juzgador Jesús Eduardo Vázquez Rea le leyó sus derechos y le informó que por su edad y condición de salud, durante la audiencia estaría vigilada por personal médico.

De igual forma, aunque quedara sujeta a proceso, la mujer podría enfrentar el juicio en libertad por las mismas condiciones.

Lee también: Juez frena juicio contra esposa de Emilio Lozoya

La madre del exdirector de Pemex arribó a la Ciudad de México la mañana de este sábado extraditada desde Alemania; del aeropuerto capitalino fue trasladada al Reclusorio Norte, custodiada por elementos federales adscritos a la Interpol.

Momentos después de su entrada al centro penitenciario, arribó el abogado de la señora, Javier Coello Trejo, quien al inicio de la diligencia revisó el expediente para conocer las acusaciones contra su cliente.

A Gilda Austin, de 71 años de edad y detenida en Alemania el pasado 23 de julio, se le señala de haber recibido cerca de 7 millones de pesos entre 2010 y 2012, como presunto soborno por parte de la empresa Odebrecht para obtener contratos con Pemex.

No te pierdas: Acusaciones son ‘ataque político cobarde y sin fundamentos’: Lozoya