DW.- El presidente de EU, Donald Trump, designó a David Malpass, actual subsecretario del Tesoro, como candidato para presidir el Banco Mundial (BM), una decisión que supone un desafío a la institución, de la que el economista es un feroz crítico.

Malpass, un alto funcionario del Departamento del Tesoro, es una opción controversial, pero si Trump logra el apoyo de la mayoría de los accionistas del BM tendría la oportunidad de introducir reformas en la entidad. Trump describió a Malpass como “un hombre extraordinario”, que es la “persona correcta” para el cargo que quedó vacante desde el 1° de febrero tras la inesperada renuncia de Jim Yong Kim.

Trump: proteger el dinero de los contribuyentes

“Estados Unidos es el mayor contribuyente al Banco Mundial”, dijo Trump. “Mi administración ha hecho prioridad de que cada dólar de los contribuyentes de Estados Unidos sea gastado efectiva y sabiamente”, afirmó.

En una llamada telefónica para comentar la candidatura, un alto cargo del gobierno estadounidense destacó que el objetivo es apostar por elevar “la calidad de las operaciones del BM” y promover “la actividad económica impulsada por el sector privado”.

Banco Mundial prevé desaceleración de la economía global en 2019

Malpass se muestra “optimista”

Por su parte, Malpass se mostró durante el acto con Trump “optimista” de que se pueden lograr avances para crear un crecimiento que ayude a combatir la pobreza extrema y aumentar las oportunidades económicas en los países en desarrollo.

Hablando en la Casa Blanca, Malpass dijo que buscará implementar reformas en el BM que fueron aprobadas el año pasado tras negociaciones para incrementar en 13,000 millones de dólares el capital de préstamos de le entidad. El objetivo es que países como China reciban menos préstamos y más caros.

Su designación deberá ser aprobada por el Directorio Ejecutivo de la institución financiera internacional, que ya ha señalado que recibirá candidaturas entre el 7 de febrero y el 14 de marzo en un proceso de selección que estará “basado en el mérito y será transparente”.

Críticos del Banco Mundial

Trump y su equipo han atacado reiteradamente a las instituciones multilaterales y Malpass ha sido la punta de lanza en las cargas contra el Banco Mundial y su institución hermana, el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De 62 años, Malpass ha calificado de “corruptas” a las políticas de préstamos de ambas instituciones y se quejó del financiamiento que reciben China y otras naciones relativamente ricas.

En su testimonio ante el Congreso en 2017, Malpass había expresado que instituciones como el BM “gastan mucho dinero”, pero “no son muy eficientes”. “Con frecuencia -agregó entonces- son corruptas en sus prácticas crediticias y no llegan a beneficiar a las personas reales en los países”.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Confidencias | La sombra de Gómez Urrutia en la huelga en Matamoros
Por

La plataforma tecnológica Tegger busca una economía de datos justa; y Grupo R ayudará al gobierno de AMLO a cumplir las...