La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos agitó el sector empresarial y durante sus 100 primeros días de gobierno cerca de 3,100 acuerdos de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) han sido anunciados.

Las M&A de entrada y salida de Estados Unidos registran un récord en los primeros 100 días de Trump, de acuerdo con un análisis de Matt Toole, director de Deals Intelligence de Thomson Reuters.

En el inicio de la administración de Trump, 13 ofertas de M&A de más de 5,000 millones de dólares han sido anunciadas, en contraste, en los primeros 100 días de Barack Obama fueron reportadas 12 y 21 en el caso de George W. Bush.

Las fusiones y adquisiciones en el sector energético han aumentado con los presidentes republicanos: las transacciones con Trump suman 62,000 millones de dólares y con Bush se alcanzaron 37,000 millones; en tanto, con Obama fueron 3,700 millones y con Bill Clinton, 1,700 millones.

Desde la elección de Donald Trump, el DJIA (Dow Jones Industrial Average) subió un 12%, la mayor ganancia para cualquier presidente de los Estados Unidos desde Ronald Reagan.

Asimismo, durante los primeros 100 días del gobierno de Trump, el capital se incrementó en 55,000 millones de dólares, detrás de George W. Bush.

Lee también: Plan fiscal de Trump rebajará impuestos a empresas

En el mismo periodo, 63 compañías del sector salud han aprovechado los mercados de renta variable estadounidense, un récord para el inicio de gobierno de un presidente moderno.

La emisión de bonos de alto rendimiento y de grado de inversión en los mercados de Estados Unidos también han marcado un récord con Trump.

Además, la volatilidad del mercado con el actual presidente ha sido relativamente baja, particularmente si se compara con los primeros 100 días de Obama.

“Una ‘claridad incierta’ parece haber tomado fuerza con el aumento de los mercados y las políticas pronegocio flotando entre los impuestos y la regulación, en particular, la salud, la energía, las industrias y las compañías financieras están golpeando a sus rivales y refinanciando los balances”, consideró Toole en su análisis.

“Si esta actividad forma parte de una estrategia ofensiva o defensiva, no hay duda de que durante los primeros 100 días de la presidencia de Donald Trump, los negociadores se han demostrado oportunistas y resistentes”, añadió.

 

Siguientes artículos

america-movil
América Móvil aún desconoce el impacto de separar Telmex
Por

Para 2017, América Móvil reiteró que invertirá 7,000 millones de dólares (mdd), con 10% de variación durante el año....