Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho a sus asesores que quiere seguir adelante con su plan de imponer aranceles sobre importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares la próxima semana, reportó Bloomberg, escalando la tensión comercial entre las potencias.

La Casa Blanca declinó comentar el reporte de Bloomberg, que citó a seis fuentes no identificadas y sacudió a los mercados. El S&P tocó mínimos de sesión, mientras que el dólar, el yuan chino y los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos también cayeron.

Lee también: Wall Street frena racha alcista ante temores por nuevos aranceles de parte de EU

Trump sostiene que su éxito electoral se debe a su dura postura en comercio, que argumenta ha perjudicado a los trabajadores estadounidenses y favorecido a los competidores extranjeros.

PUBLICIDAD

Washington está exigiendo a Pekín que mejore el acceso a los mercados y la protección a la propiedad intelectual para las empresas estadounidenses, asimismo que reduzca los subsidios industriales y disminuya la brecha comercial de 375,000 millones de dólares.

Ambos países han impuesto aranceles recíprocos sobre bienes valorados en 50,000 millones de dólares y han amenazado con nuevas tarifas comerciales. Funcionarios de Estados Unidos y China terminaron la semana pasada una ronda de conversaciones sin lograr avances importantes en el alivio de las tensiones.

Algunas fuentes dijeron que Trump aún no ha tomado una decisión final, según el reporte de Bloomberg. Los funcionarios de su gobierno han estado divididos respecto a qué tan difícil es presionar a Pekín.

Trump, quien amenazó con imponer aranceles a prácticamente todos los productos chinos exportados cada año a Estados Unidos, por un valor de 500,000 millones de dólares, dijo a Reuters en una entrevista a principios de este mes que resolver la guerra comercial con China “llevaría tiempo”.

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
¿Cómo ve Moody’s el nuevo acuerdo comercial México-EU?
Por

Para la agencia calificadora Mood's, el acuerdo alcanzado el 27 de agosto es bueno, aunque no cambiará los fundamentales...