Después de las declaraciones del exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés), James Comey, en su contra, el presidente Donald Trump decidió contratacar y dijo que el exfuncionario debería ser investigado por la filtración de información confidencial que hizo a los medio de comunicación como “venganza” por su despido.

“Comey admitió que unilateralmente reveló sin autorización a la prensa comunicaciones privadas con el presidente y debería ser investigado por ello”, dijo Marc Kasowitz, abogado personal del presidente estadounidense.

“(La filtración) fue claramente una venganza”, agregó el litigante.

Esta mañana, ante la Comisión de Inteligencia del Senado, Comey dijo que Trump y colaboradores de su gobierno mintieron sobre su persona y la agencia que encabezaba; además consideró que su despedido del FBI, el 9 de mayo pasado, se debió a las investigaciones que realizaba en torno a la presunta intromisión de Rusia en las elecciones de noviembre pasado.

PUBLICIDAD

Aquí los detalles de lo que dijo ante el Senado | Trump sí mintió a los estadounidenses: exdirector del FBI

Al respecto, el abogado de Trump aseguró que el republicano jamás intervino de forma alguna en la investigación sobre los presuntos nexos entre su equipo de campaña y el gobierno de Rusia; y también negó que en algún momento le haya solicitado a Comey alguna clase de “lealtad” para conservar su puesto.

En un mensaje a los medios de comunicación tras la comparecencia del exjefe del FBI, en la cual Trump incluso se abstuvo de publicar mensajes en su cuenta de Twitter, el representante del mandatario estadounidense dijo que esto evidenciaba que ” hay miembros del gobierno que intentan socavar la administración Trump mediante filtraciones activas de información”.

Kasowitz subrayó el hecho de que Comey confesó que después de ser despedido “autorizó a sus amigos filtrar a la prensa memorandos sobre sus conversaciones y encuentros con el presidente Trump para que esto resultara en el nombramiento de un fiscal especial”.

Lo cual sucedió con el nombramiento de Robert Mueller para investigar el caso sobre los nexos entre el equipo de Trump y Rusia.

Por último, el abogado recapituló que tras las declaraciones de Comey “queda claro que el presidente no está siendo investigado por ningún tipo de relación o por obstruir la justicia. Es importante que el país sepa la verdad”.

Lee también: La Casa Blanca defiende a Trump: “No es un mentiroso”

 

Siguientes artículos

meade-amcham-aniversario
No nos preocupa el endeudamiento de los estados: Meade
Por

Por el contrario, lo que sí preocupa al gobierno federal, señaló, es el nivel de recaudación por el impuesto predial....