Las nuevas directrices migratorias del gobierno de Donald Trump además de constituir un acto de “crueldad” contra las comunidades de inmigrantes, como sustuvo este miércoles el diario The Washington Post, representaría un problema más para México, ya que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos pretende deportar a territorio azteca a los migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza, aunque no sean mexicanos.

De acuerdo con ProPublica y Univisión, el departamento encabezado por John Kelly ordenó a sus agencias fronterizas, Aduanas y Protección Migratoria (CBP) y Aduanas y Control Migratorio (ICE), que los migrantes detenidos, aunque no sean mexicanos, sean devueltos a México, en lugar de retenerlos en EU.

A través de un memorando de 13 páginas, Kelly indicó que el personal de esas dependencias “deberán, en tanto sea razonablemente práctico, devolver a los extranjeros (…) que estén en procesos de remoción (…) al territorio de los países contiguos de donde hayan llegado”.

El documento fue firmado por Kelly y oficializado ayer.

PUBLICIDAD

De seguir con estas directrices, el nuevo plan migratorio de EU traería a México cientos de miles de deportados originarios de Guatemala, Honduras, El Salvador, Brasil, Ecuador, e incluso Haiti.

Lee: Migrantes mexicanos sin acta de nacimiento podrán tenerla en embajadas

Actualmente, estos migrantes son detenidos dentro de los Estados Unidos, donde se les reconoce el derecho a solicitar asilo. Pero ahora Trump pretende que soliciten ese beneficio desde centros de detención en México, los cuales el país estaría potencialmente presionado a construir, y desde ahí, los migrantes se comunicarían vía videoconferencia con agentes migratorios americanos.

“Esta medida lo que dice es que si quieres pedir asilo o lo que sea, nosotros analizaremos tu petición pero vas a tener que esperar en México”, dijo un oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) durante una rueda de prensa para periodistas el martes, quien agregó que los detalles se están trabajando entre los gobiernos estadounidense y mexicano.

The Washington Post destacó, en su artículo de opinión institucional de este miércoles, esta nueva medida y que su aplicación dependerá de la coordinación con las autoridades mexicanas, “una cooperación que puede verse atenuada por la hostilidad del señor Trump y su insistencia de que México pague por un muro que vehementemente rechaza”.

Te puede interesar: EU sufre ‘Un día sin inmigrantes’ por Donald Trump

Cabe recordar que este miércoles llegarán a la Ciudad de México los secretarios John Kelly y Rex Tillerson, de Estado, para reunirse con funcionarios del gobierno mexicano y se prevé un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto. Hasta el momento, no se sabe si en la agenda de trabajo contemplan discutir este asunto, aunque si se contempla que aborden temas de seguridad fronteriza, además de comerciales.

ProPublica señaló que dos memos, firmados por Kelly y publicados el martes, señalan los planes a seguir del gobierno estadounidense y advierte que las medidas podrían resultar en grandes redadas contra migrantes indocumentados.

Asimismo, en la práctica, este plan expondría virtualmente a todos los migrantes que viven en el país sin autorización a que sean capturados en sus casas o sus centros de trabajo.

Aunque el DHS negó que sus nuevas directrices migratorias resulten en redadas, la Casa Blanca estimó que al menos un millón de inmigrantes indocumentados podrían ser deportados del país bajo las reglas actualizadas.

De acuerdo con Reforma, tan sólo en el año fiscal 2016, la Patrulla Fronteriza detuvo a más de 218,000 migrantes no mexicanos en la frontera con México -incluyendo brasileños, salvadoreños y nigerianos-, un número superior a los más de 190,000 mexicanos detenidos en ese mismo lapso.

Lee también: Trump quiere usar a la Guardia Nacional para detener a inmigrantes

 

Trump abre puerta a deportaciones masivas

El diario The Washington Post publicó este miércoles en su principal artículo de opinión institucional, que la dirección que están tomando las leyes migratorias de de Trump abren la puerta a las “deportaciones masivas” y constituyen un acto de “crueldad” contra las comunidades de inmigrantes, además de que calificó como “infundadas” las afirmaciones de Kelly sobre la existencia de un “repunte” de la inmigración indocumentada desde México.

“El documento envía un mensaje de miedo a muchas comunidades de inmigrantes en Estados Unidos, no sólo a los 1.1 millones de inmigrantes no autorizados, sino a sus esposas, a sus niños y a otros parientes viviendo legalmente en Estados Unidos”, señaló el rotativo.

“Las políticas de la administración Trump dividirán a las familias y perjudicarán a las personas que viven vidas pacíficas”, remató.

La lista incluirá a indocumentados acusados de cualquier delito que no haya sido resuelto; los que hayan cometido actos que constituyen un delito que puede ser encauzado penalmente; quienes hayan cometido fraude contra el gobierno federal o hayan abusado de programas federales de asistencia pública.

 

Siguientes artículos

Fondo de inversiones Mountain Nazca compra a Groupon Latam
Por

La transacción ayudará a la compañía a reforzar su estrategia de negocio en América Latina.