Por Rachel Sandler

El presidente Donald Trump retiró un plan el martes para implementar una ronda masiva de aranceles sobre varias importaciones chinas, porque hacerlo podría haber elevado los precios de los favoritos de las vacaciones como teléfonos, consolas de videojuegos y juguetes, este es el primer reconocimiento de Trump de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China puede dañar a los consumidores estadounidenses.

Trump está retrasando un arancel del 10% sobre una porción de unos 300,000 millones de dólares (mdd) de importaciones chinas, incluidos teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos, juguetes, monitores de computadora y ciertos artículos de zapatos y ropa, que originalmente estaban programados para entrar en vigencia el 1 de septiembre.

En cambio, la tarifa no entrará en vigencia hasta el 15 de diciembre, lo que significa que esos artículos, populares entre los compradores navideños, no serán más caros durante la temporada de compras de invierno.

Las acciones de Best Buy, Macy’s y Apple subieron tras el anuncio.

En un esfuerzo por forzar a China a un acuerdo comercial, Trump ha dicho repetidamente que el país asiático está pagando los aranceles, no los clientes y las empresas estadounidenses. Pero al explicar su decisión de retrasar esta última ronda de impuesto, que se centra más en los bienes de consumo, Trump por primera vez declaró con certeza que los clientes estadounidenses pueden sufrir la peor parte de las tasas.

También lee: Guerra comercial: Trump se lanza de nuevo en contra de Huawei; China responde

“Lo que hemos hecho es retrasarlo para que no sean relevantes en la temporada de compras navideñas”, dijo Trump a los periodistas, según el Washington Post. “En caso de que puedan tener un impacto en las personas”.

Brian Rose, economista senior de América de UBS Global Wealth Management, dijo que si bien el anuncio fue solo un retraso, el reconocimiento de Trump podría presagiar una mayor renuencia a imponer aranceles más altos en el futuro.

Trump ya ha impuesto un arancel del 25% a un conjunto diferente de importaciones chinas, pero hasta ahora ha evitado apuntar a los bienes de consumo populares entre el público estadounidense. Si los precios de la ropa, el calzado y la electrónica aumentan en diciembre, “la gente definitivamente lo notará”, dijo Rose.

Si bien, algunos inversores han estado sonando la alarma sobre una recesión si la guerra comercial continúa, Rose dice que un arancel del 10% probablemente tendrá un impacto mínimo en la economía a corto plazo, contribuyendo a una pérdida del PIB del 0,25%. Si Trump aumenta esos aranceles al 25%, el riesgo de una recesión aumenta enormemente, dice, y podría dar lugar a una reducción del PIB del 1%.

Aquí la lista completa de productos con aranceles retrasados ​​hasta el 15 de diciembre.

No te pierdas: Centroamérica y México, en la ‘lista negra’ de Trump de productores de droga

 

Siguientes artículos

Foto: @StopMotionMx.
La magia del StopMotion se muestra en el Festival SMMX
Por

Stop Motion Mx pretende ser un puente de vinculación y acercamiento entre la industria cinematográfica y sus profesional...