Investing.com.- Sigue la guerra comercial entre Estados Unidos y China. La suspensión por parte del gigante asiático de las compras de productos agrícolas del país norteamericano ha molestado al presidente estadounidense, Donald Trump. Y mucho. Como contraataque, la Casa Blanca está posponiendo una decisión sobre las licencias para que las empresas estadounidenses reinicien sus negocios con Huawei, según publica Bloomberg, que cita fuentes cercanas a este asunto.

Y es que después de que EU incluyera al gigante tecnológico chino en la lista negra en pasado mes de mayo por asuntos de “seguridad nacional”, las empresas estadounidenses requieren una licencia especial por parte del Departamento de Comercio del país para suministrar productos a Huawei.

De hecho, según comentan en Banca March, “varias empresas estadounidenses que han solicitado permisos al Gobierno norteamericano para continuar con la cadena de suministros con Huawei, están viendo dilatado el trámite”.

Esta nueva arma comercial se suma al anuncio de imposición de nuevos aranceles del 10% sobre 300,000 millones de dólares de importaciones chinas a partir del 1 de septiembre, sin olvidar que China está calificado oficialmente por la Administración Trump como “manipulador de divisas” tras la devaluación del yuan a principios de esta semana.

Trump vuelve así a jugar al despiste, teniendo en cuenta que la semana pasada aseguró que no estaba en sus planes revertir la decisión que tomó en el G20 de permitir más ventas de los proveedores estadounidenses a Huawei.

“Esta decisión podría complicar las negociaciones cara a cara de Washington previstas para septiembre”, advierten en Link Securities.

Lee: Huawei presenta su Harmony OS; no abandonará Android (aún)

China contraataca

La respuesta china ha sido inmediata: Tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar los derechos e intereses legítimos de las compañías del país. “China apoya firmemente a las compañías pertinentes para que emprendan acciones legales destinadas a salvaguardar sus derechos e intereses legítimos, y continuará tomando todas las medidas necesarias para salvaguardar decididamente esos derechos”, ha declarado Hua Chunying, portavoz de la cancillería a la agencia Xinhua.

“Hemos notado que las compañías chinas ya habían emprendido acciones legales en Estados Unidos”, añade Chunying. La portavoz ha indicado, en referencia al caso Huawei, que al abusar del poder de Estado, Estados Unidos ha desacreditado y sofocado deliberadamente a empresas chinas específicas, dañado gravemente su propia imagen e intereses, y socavado severamente la cadena industrial y cadena de suministro globales.

“Instamos a Estados Unidos a que abandone la mentalidad de Guerra Fría y la actitud de juego de suma cero, deje de politizar las cuestiones comerciales, detenga la supresión irrazonable de empresas chinas y haga más cosas para promover el desarrollo sano y estable de la cooperación comercial entre China y Estados Unidos”, ha afirmado Hua en declaraciones recogidas por Xinhua.

Mercados a la baja

El nuevo ataque a Huawei “está provocando que los futuros americanos estén bajando en el mercado nocturno. Parece que es una medida más en línea con el hecho de que ambas partes se están castigando mutuamente. Como China no ha comprado productos agrícolas, ahora Huawei va a seguir bloqueada”, añade José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets.

Nuevas noticias por tanto en este recrudecimiento de la guerra comercial que, junto con las caídas provocadas por la inestabilidad política en Italia, están afectando negativamente hoy a los mercados.

 

Siguientes artículos

Las luces rojas del Brexit: Reino Unido se contrae por primera vez desde 2012
Por

La libra esterlina bajó a un mínimo diario de 1.2080 dólares tras la publicación del dato del PIB.