Forbes

Europa es el principal destino turístico. Recibe, al año, más de 500 millones de visitantes, como ninguna otra zona del mundo, y capta 342,000 millones de dólares (mdd).

Una razón por la que resulta tan seductora es su historia y, particularmente, la época medieval, y sus construcciones aún funcionales tienen numerosos adeptos.

Tan sólo en España, hay 20,000 castillos y edificaciones de este tipo; en Inglaterra, Gales y Escocia, cerca de 3,500; en Alemania, 20,000; y, en Francia 6,000, aunque, en realidad, están dispersas en todo el continente.

Estas construcciones fueron el motivo por el cual 47.7% de los visitantes eligieron a Gran Bretaña e Irlanda del Norte para tomar sus vacaciones en 2017, según Statista.

Los castillos no sólo son lugares de visita, también ofrecen hospedaje, y están más al alcance de lo que podría pensarse. Son los únicos hoteles en los que el principal atractivo es revivir las épocas en que fueron construidos y habitados por sus dueños.

Sus características son varias: están fuera de las grandes ciudades, los hay hasta de cinco estrellas, ofrecen alimentos producidos en sus extensísimas cocinas, reciben principalmente adultos, priorizan el silencio y cuentan con muebles que contribuyen a recrear atmósferas de otros siglos.

Te puede interesar: Solo para millonarios: Airbnb lanza un catálogo de propiedades de lujo

Dale clic al botón para ver la infografía

Forbes