La joyería ha estado presente en la vida de los hermanos Víctor y Aldo Uribe desde su nacimiento. Son originarios de Taxco, Guerrero, población hasta hace algunos años conocida como “la ciudad de la plata”.

El plan profesional de los hermanos no era seguir la tradición, pues estudiaron Finanzas y entraron a trabajar, respectivamente, en Banamex y Banca Mifel. Sin embargo notaron que los tiempos del boyante Taxco joyero habían empezado a esfumarse. El número de talleres se había reducido a 4,000, la mitad de lo que había en el año 2000, debido a la competencia de piezas asiáticas.

Pero aún había cosas por hacer para ir contra esa tendencia. Renunciaron a sus empleos y, con pocos pesos en la cartera, fundaron la empresa de joyería Tumbiko en 2015.

 

PUBLICIDAD

Valor a la joyería

El primer objetivo era vender, así que se propusieron crear joyas a precios accesibles, de 1,200 pesos como máximo, pero de calidad y diseños llamativos.

A continuación, se dedicaron a reclutar jóvenes de distintas universidades, con objeto de que los ayudaran a refrescar los diseños. Y armaron, de ese modo, un catálogo de 100 piezas distintas, que se renueva cada año y que venden a una red de 250 distribuidores en 15 ciudades del país.

Como resultado, cerraron el año 2017 con 11,500 piezas de joyería vendidas, equivalentes a 3.2 millones de pesos (mdp), un crecimiento de 250% en comparación con el año pasado. Gracias a ello, alrededor de 32 talleres de artesanos joyeros han vuelto a abrir sus puertas.

“Vamos a seguir fortaleciendo la empresa para dar cada vez más empleo a artesanos”, dice Víctor.

Te puede interesar: Taxco, la mina de plata más grande de Latinoamérica

 

La innovación

Por sí sola, la tradición no es suficiente. Por ello, los hermanos desarrollaron una plataforma digital para sincronizar la distribución con la producción. “Permite llevar directo del distribuidor al artesano la solicitud de producto que se necesita, y también ayuda a entender los indicadores de éxito que vamos teniendo con las piezas de joyería”, comenta Aldo Uribe. A través de la plataforma, también capacitan a sus distribuidores por medio de videos.

Estas innovaciones son fundamentales para reforzar un sector tradicional como el joyero, reconoce Juan Bernardo Saldaña, vicepresidente de la Cámara de Joyería Jalisco.

Tumbiko ha recibido 2.4 mdp en inversiones y 2018 pinta todavía más interesante. Lanzará una colección de joyería exclusiva, catalogada como premium, en conjunto con Grupo Mundo Imperial, el nuevo complejo de hoteles y centros de entretenimiento en Acapulco, además de que empezará a comercializar sus piezas en tiendas departamentales.

Al mismo tiempo, la firma comenzará su internacionalización, motivada por la aceptación lograda en exposiciones de Madrid, París y Miami. Ahora buscará distribuir, de tiempo completo, en España, Estados Unidos y Vietnam.

Este paso es importante y oportuno para el desarrollo de Tumbiko, pues actualmente la joyería mexicana goza de buena reputación en los mercados internacionales, señala Saldaña.

Te puede interesar: ¿Cómo nace una joya mexicana?

Foto: Angélica Escobar / Forbes México.

Números plateados

  • 11,500 piezas de joyería: las ventas de Tumbiko en 2017.
  • 32 talleres de joyería artesanal han vuelto a la actividad en Taxco gracias a Tumbiko.
  • 2.4 mdp, las inversiones recibidas por la empresa.
  • 250%, el crecimiento de la firma este año versus 2016.

 

Siguientes artículos

¿Dónde está Marco Antonio?, la pregunta que invade las redes
Por

El joven estudiante de preparatoria lleva desaparecido desde el pasado 23 de enero cuando fue detenido por la policía, a...