Todo comienza con un deseo o a partir de una necesidad: una persona requiere de un servicio de salud que su país de residencia no puede proveerle a un precio asequible y realiza una búsqueda en internet para saber qué nación le ofrece un servicio seguro, de calidad y de paso, si es posible, que la estancia sea agradable.

En internet, múltiples centros hospitalarios cuentan con un espacio dedicado a atender a pacientes internacionales. Lo mismo ocurre en República Dominicana, donde cada vez más centros especializados apuestan por el llamado turismo de salud.

2016 fue un buen año para el desarrollo del sector dominicano, que logró avanzar tres escaños en el ranking de los 30 países mejor posicionados en el ofrecimiento de servicios de salud y bienestar para visitantes. A la fecha, ocupa el lugar número 15, mientras que en 2014 el país se ubicaba en el puesto 18. También pasó a ocupar el puesto número 3 en la región latinoamericana, después de Panamá y Costa Rica, según el International Healthcare Research Center (IHRC).

Localmente, otras acciones también registran el avance del área. El lanzamiento de la segunda edición de la Guía  de Turismo de Salud y Bienestar de la República Dominicana por parte de la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud (ADTS), en alianza con los ministerios de Turismo, Salud, el CEI-RD y el Cuerpo Consular del país, la celebración del Tercer Congreso Internacional de Turismo de Salud y Bienestar en el año 2016, así como el anuncio de nuevas inversiones privadas en el área, dan cuenta de su crecimiento.

PUBLICIDAD

“La promoción y el éxito del destino han motivado a inversionistas nacionales y extranjeros a desarrollar nuevos proyectos de salud en zonas turísticas (Punta Cana, Puerto Plata) y en Santo Domingo. Están en proceso varios proyectos que aumentarán significativamente el número de camas disponibles en el país para atención de quienes nos visitan”, expresó en el doctor Alejandro Cambiaso, presidente de la ADTS.

En agosto del año pasado, por ejemplo, se anunció la construcción del United Telemedicine Network, ubicado en la avenida Charles de Gaulle, en Santo Domingo Este, un centro médico con hotel integrado que ocupará un área de 33,000 metros cuadrados y tendrá una inversión de 65 millones de dólares, según recogen los medios de comunicación. Este centro se prevé que comience a funcionar en 2019.

Puedes leer:  Telefónica Alemania usa tecnología del bitcoin para colocar deuda

El Grupo Rescue también anunció los avances en la construcción del complejo Ciudad Sanitaria Rescue Punta Cana. Este proyecto ocupará un área total de 28,000 m2, con una inversión de más de US$80 millones. En la fase actual, trabajan en la construcción de un edificio de cinco pisos que albergará 42 consultorios de especialidades médicas y la ampliación del área de internamiento para alcanzar las 100 camas. El proyecto también contempla incursionar en cirugía robótica. La fase actual espera estar lista para el próximo año, y el proyecto culminado en el 2020.

Visto en cifras, el registro del crecimiento del sector lo documenta el Índice de Turismo Médico (MIT, por sus siglas en inglés), un punto de referencia mundial que mide el rendimiento de los países en esta modalidad de turismo. A nivel local es un poco más difícil establecer cifras oficiales de crecimiento. La propia ADTS reconoce “la necesidad de fortalecer los estudios y estadísticas de mercado y capacidad para contar con información actualizada que permita una planificación más efectiva”, de acuerdo a una entrevista con Amelia Reyes, vicepresidente de la ADTS y presidente de AF Comunicación Estratégica, una agencia especializada en turismo de salud.

Por no contar con registros oficiales, el Ministerio de Turismo (Mitur), basado en las estadísticas de la ADTS, indica que en el país se atendieron más de 30,000 pacientes internacionales el año pasado. Entre los principales servicios que buscan los viajeros de salud se encuentran la ortopedia, cirugía cardiovascular, implantes dentales, tratamientos para el cáncer, infertilidad, cirugía de pérdida de peso y chequeos ejecutivos, explica Reyes.

“El turismo de salud a nivel mundial representa más de US$100 mil millones, según datos de la Medical Tourism Association, y genera importantes encadenamientos productivos que se traducen en un fortalecimiento de la competitividad del país. Los turistas de salud no tienen estacionalidad; gastan ocho veces más que un turista convencional, viajan acompañados en un 80% de los casos”, indicó a Forbes Jacqueline Monegro Castellanos, directora de Turismo de Salud del Mitur.

La formalización de un marco regulatorio para la práctica médica, que vendría a materializarse a través de la Ley de Turismo de Salud, un proyecto legal que desde hace años impulsa la ADTS y que pretende promover mejores prácticas médicas en el área, así como la transferencia de tecnologías y el establecimiento de certificaciones nacionales e internacionales, también sería un espaldarazo a un sector que durante años ha confiado su crecimiento en los esfuerzos individuales del sector privado.

Ésta ha sido la principal queja de algunos pioneros en el área, como es del caso del doctor José Natalio Redondo, presidente del Grupo Rescue: “Todavía el destino de República Dominicana no ha logrado un posicionamiento competitivo en el mercado internacional como un destino de salud seguro. Aún con la cantidad de pacientes internacionales que se atienden cada año, todavía ese nicho de mercado interpreta que hay otros proveedores de otros países que tienen mayor calidad que el nuestro”, expresa el ejecutivo.

Según el doctor Redondo, los esfuerzos por impulsar el destino local deben contar con el respaldo del Estado, pues desde el sector privado sólo pueden posicionarse como proveedores individuales y no como destino país. “Si bien es cierto que hemos tenido cierto apoyo del Estado dominicano, debemos entender que todavía ese apoyo ha sido pobre, limitado y muchas veces incrédulo desde el punto de vista de no entender que éste es un nicho que puede aportar mucho al país”, se quejó el presidente del Grupo Rescue.

El Mitur espera por la implementación de un marco legal y normativo para el sector antes de desarrollar otras acciones de promoción adicionales dentro y fuera del país, de acuerdo con lo explicado por Monegro Castellanos.

En el año 2015, dijo la funcionaria, el Mitur firmó un acuerdo interinstitucional con el Ministerio de Salud, el Colegio Médico Dominicano y la Asociación de Hoteles y Turismo de República Dominicana (Asonahores) que incluía, entre otras propuestas, la creación de un consejo, así como de incentivos para estimular la inversión nacional y extranjera y la definición de estrategias para captar turistas.

 

 

Siguientes artículos

BID tiene un nuevo representante en República Dominicana
Por

Miguel Coronado Hunter sustituye en el cargo a Flora Montealegre Painter, quien se desempeñó en esta misión desde febrer...