Independientemente del costo por metro cuadrado, hay varios factores que hay que considerar al adquirir un lote con frente al campo de golf. Lo mejor es estudiar bien el plan maestro, conocer al arquitecto y la estrategia del campo antes de adquirir, pues pueden tener el mismo valor comercial, pero créanme que la ubicación es sumamente importante.

Como profesionales certificados y avalados, debemos conocer, y más aún, respetar los márgenes de seguridad que nos guían para trazar las áreas. Sin embargo, estas pautas sólo contemplan 90% de los golpes según estudios del PGA y R&A y siempre habrá un 10% de que no sabrás dónde van a aterrizar.

Por esto, lo primero que uno debe buscar es donde sitúo las casas de color azul (ver ilustración). Principalmente son vistas longitudinales, es decir, atrás de las mesas de salida. También atrás de un Green resulta un lugar adecuado, siempre y cuando esté a mínimo 30 metros de distancia del extremo del mismo. Otra buena posición es en cualquier sitio fuera de estas tres posiciones donde ubico casas rojas (ver ilustración), que recomiendo evadir:

  • Esquina interna o punto de inflexión interno

Aunque es uno de los lotes más atractivos del predio, por tener dos vistas al golf, todo buen jugador y peor aún, el que se cree buen jugador, va a querer cortar distancia tirando a ras o por encima de tu terreno. Si el arquitecto no contempló buen margen de seguridad o el desarrollador invadió de más estos márgenes, te encontrarás esquivando pelotas de golf y aunque tu casa esté hermosa, sólo podrás disfrutar tu gran terraza y alberca por la noche.

PUBLICIDAD
  • Lado derecho de un hoyo entre los 150 y 210 m

El 90% de los jugadores jugamos con postura de brazo derecho. Dentro de ese 90% existe otro 90% que en algún momento va a cortar la pelota y tirar un “slice” y ¿adivina dónde va caer? ¡Exacto!, en tu terreno. Será muy incómodo disfrutar de los espacios abiertos del predio, especialmente si el campo no cumple con las recomendaciones de seguridad establecidas por la ASGCA (American Society of Golf Course Architects) o EIGCA (European Institute of Golf Course Architects).

  • Lado contrario de algún hazard en un par 3 largo

Por ser un par 3 de más de 190 yardas para el golfista promedio, la mayoría de los jugadores deben forzar un tiro o sacar un bastón “largo”. Aquí, los jugadores van a “jalar” o, en caso de jugador zurdo, a “empujar” la bola inconscientemente con tal de escapar del castigo potencial, poniendo tus ventanas en peligro. Por cierto, una “jalada” (pull) o una “empujada” (push) de pelota es relativamente más peligroso que los casos anteriores.

 

Contacto:

Twitter: @Pizagolfdesign / @arqpiza

Facebook: Pizá-Golf-Design

Página web: Pizá Golf Design

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

economía-FMI
Continuará la incertidumbre financiera en 2017: EBC
Por

La economía mexicana se enfrenta a un ambiente externo complejo en donde se presentan desafíos a la política económica y...