Si bien México es un “territorio favorecido” para los emprendedores en comparación al resto de Latinoamérica, aún hay grandes obstáculos que desincentivan el emprendimiento y perpetúan la informalidad.

Por ejemplo, aunque dos de cada tres empresas mexicanas cierran antes de cumplir los cinco años de vida, de acuerdo con el reporte del Inegi “Esperanza de vida de los negocios en México”, disolver y liquidar una empresa cuesta tres veces más tiempo y dinero que abrirla.

“La realidad es que muchos emprendedores mexicanos por querer ahorrar tiempo y evitar todas estas trabas, le dan la vuelta a la manera correcta de hacer las cosas”, afirmó Fernando Mendivil, presidente y socio fundador de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) en la Master Class del foro Las 30 Promesas de Forbes 2018.

No te pierdas: ‘Próximo presidente debe comprometerse con creación de empresas’

PUBLICIDAD

En temas fiscales, los emprendedores deberían tener una preferencia cuando se trata de su primer, segundo o tercer intento, consideró Mendivil, ya que la parte más dura no es aceptar el fracaso, afirmó, sino superar los obstáculos regulatorios que se enfrentan cuando se quiere volver a empezar.

“Es como terminar una relación, te deprimes pero quieres superarlo lo antes posible. Las políticas públicas deberían ayudarnos a fracasar rápido. Cerrar empresas pronto y a cero costo, superarlo lo antes posible para poder emprender de nuevo.” dijo.

La ASEM, un movimiento de emprendedores para emprendedores, trabaja por un ecosistema más amigable para el emprendimiento mexicano.

Entre sus múltiples logros está el la Ley de Reemprendimiento, la cual entrará en vigor a partir del próximo 24 de julio.

 

Siguientes artículos

Martha Debayle
Los emprendedores deben atreverse a hacer locuras: Martha DeBayle
Por

La emprendedora y conductora Martha Debayle conversó con 5 emprendedores sobre los obstáculos y aprendizajes que han ten...