Starbucks comenzó con una “buena idea” de tres amigos en 1971, como muchos negocios en el mundo ¿Cuál fue el diferenciador de la cadena de cafeterías que nació con un local en Seattle, Estados Unidos, y ahora tiene más de 28,000 tiendas?

Zev Siegl, cofundador de la empresa de café más grande, revela que una de las claves fue hacer que la cadena de cafeterías creciera lentamente, haciendo cambios importantes y siguiendo una estructura: establecer una idea, saber cuál es la demanda real, contar con una ventaja secreta, conocer a los competidores, crear un discurso de elevador, tener un equipo, pronósticos y fondos de capital.

“Los fundadores de Starbucks pensamos en la gran necesidad por un café de mayor calidad, para ello hicimos mucha investigación. Cuando empezamos casi no había tiendas de café de alta calidad en Estados Unidos, ello nos mostró que la gente está dispuesta a pagar por un café de valor y calidad”, contó Siegl durante su ponencia en la Semana Nacional del Emprendedor.

El emprendedor explicó que conocer a la competencia tanto directa como indirecta es básico cuando se quiere establecer un negocio.

PUBLICIDAD

“Si no tienen competencia hoy, la tendrán mañana. Aunque sea competencia pequeña, hay que conocer las fortalezas y debilidades de los competidores, incluyendo los que tienen productos similares”, explicó.

En México, Starbucks hizo alianza con la empresa nacional Alsea, con quien ya tienen alrededor de 600 unidades el país. La cadena compite en el país con empresas como The Italian Coffee y Café Punta del Cielo, pero también con firmas más pequeñas como Café Passmar.

“Hay competencia pequeña que tienen que conocer, sus fortalezas y debilidades”, añadió.

De 2011 a 2016, Starbucks aumentó en 10.2 puntos porcentuales su participación de mercado en México, para sumar una penetración de 45.4%, arrojan datos de la agencia Euromonitor International.

Te recomendamos: A pesar de los embates, Starbucks resiste en la ‘guerra’

Por ejemplo, cuando Starbucks comenzó, dentro de su lista de competidores tenía identificada a empresas como Coca-Cola, que, aunque no vende café, sí comercializa productos refrescantes, convirtiéndose en competencia indirecta para la empresa.

Respecto al discurso de elevador, Siegl explicó que la idea debe ser tan clara que se pueda explicar en 30 segundos.

Tener un equipo, pronósticos y fondos

El empresario agregó que para que naciera Starbucks fue necesario contar con un equipo correcto, que conociera sobre el café.

“Una de las necesidades del negocio es tener tanta experiencia como sea posible, en cualquier negocio se necesitará de un equipo. Si sabes lo que no sabes puedes identificar a las personas que te complementarán y ese será el equipo”, añadió.

Para el cofundador de Starbucks, también se necesitan pronósticos financieros, para evitar quedarse sin dinero, y buscar a inversionistas diferentes a los bancos, como conocidos, amigos o familiares.

“Las proyecciones responden a interrogantes. Ir más rápido genera más costos de dinero. Como fundadores, hicimos que la empresa creciera lentamente, hubo cambios importantes… El último tope son los fondos. Sin fondos no hay empresa, muchos emprendedores, sobre todo los primerizos, no ven que este tope se está aproximando”, añadió.

 

Siguientes artículos

Entrevista | Tequila Don Julio, el tesoro que Diageo encontró
Por

Don Julio se encuentra en casi 180 países, incluyendo el mercado estadounidense, Inglaterra, Alemania y España.