Entre todos los populares artistas que se han enfocado actualmente a lanzar nuevos temas o discos en diversas plataformas de audio, en los últimas semanas, varios usuarios de Spotify, han hecho ver a través de redes sociales un fenómeno peculiar ligado a cómo algunas de sus propias listas de reproducción optan por no mostrar nueva música, sino dar minutos de escucha a canciones de artistas relevantes de la industria.

Si bien, algunas personas podrían encontrarlo dentro del margen lógico del algoritmo dentro de la plataforma, otros lo consideran algo molesto que hasta ha desatado un sin fin de quejas que derivan al uso de la práctica denominada “payola”, que sigue considerándose algo ilegal.

El payola existe desde la época dominada por la radio, donde para posicionar a un artista y hacer que su música llegara a mejores puestos dentro de las listas, y por lo tanto, a más gente, las disqueras recurrían a pagar a las emisoras para que reprodujeran varias veces al día la canción que podría marcar una fuerte cantidad de ingresos para los involucrados; por lo tanto terminaba dando más visibilidad a una obra musical antes que a otras.

Aunque la radio ya no es uno de los principales medios para disfrutar de tu género musical favorito debido a la gran variedad de plataformas de streaming de audio, no significa que el payola haya desaparecido, sino que simplemente evolucionó a una suerte de ‘payola digital’.

En este caso, las playlists de Spotify, no dan cabida a todas las nuevas canciones que se lanzan casi diariamente, por lo que a veces, los propios artistas, sobretodo independientes, optan por crear y crecer sus mismas listas de reproducción para tratar de beneficiarse por el algoritmo, es decir, recibir regalías.

Sin embargo, esta práctica también puede verse en bandas o cantantes reconocidos dentro de la industria, cosa que no pasa desapercibida por usuarios, que, por medio de X, antes Twitter, han lanzado repetidas quejas.

No te pierdas: Conoce el cartel del Corona Capital 2024: Paul McCartney, Green Day y más

¿Éxito musical o solo una extraña ayuda del algoritmo de Spotify?

Un claro ejemplo que se ha visto actualmente con el algoritmo de Spotify y la ‘nueva’ payola, es el último ‘éxito’ de la cantante pop Sabrina Carpenter, “Please Please Please”, el cual en menos de dos semanas logró superar a artistas consolidados de la industria como Bad Bunny, Ariana Grande, Kanye West, entre otros, al escalar hasta la cima de las playslits de la plataforma, independientemente del género al que vayan enfocadas. De repente, escuchamos una de Peso Pluma y sale luego la de Sabrina Carpenter…

Esto causa descontento tanto para usuarios como para artistas independientes, pues algunos analistas aseguran que la verdadera problemática reside en cómo este acto podría afectar a un nivel indiscriminado el algoritmo de Spotify al enfocar gran parte del tiempo de reproducción en cantantes reconocidos, dejando de lado a nuevos artistas independientes que dependen casi al 100% de nuevos escuchas para generar ganancias con sus composiciones, ya sea en venta de entradas a sus conciertos o de mercancía.

Según un artículo publicado por Pop Filtr, la promoción dada estrellas consolidadas dentro de la industria logró desviar al menos 2.5 millones de dólares de otros artistas independientes, lo que equivale a casi 4 millones de minutos reproducidos en Spotify, cifras que podrían crecer continuamente por el payola.

Y si bien esto no solo ha afectado a un grupo en específico de compositores o artistas, también resulta molesto para los usuarios, quienes constantemente alegan que canciones que nunca han escuchado, logran colarse en sus playlists personales, o hasta ven que proyectos discográficos con nula publicidad escalan hasta los primeros puestos de los TOP 50.

La problemática se ve más perjudicial ante nuevas políticas implementadas por Spotify, pues en sus cláusulas indica que los artistas que publiquen su música deben llegar a, al menos, a 1,000 reproducciones en un periodo de 12 meses para lograr generar regalías fijas, situación que no es nueva y que se traduce en menos ingresos debido a una baja cantidad de nuevos fanáticos y una menor exposición al público dentro del streaming.

Dado el impacto significativo que este problema, Spotify ahora necesitará abordar las preocupaciones expuestas por oyentes y artistas para no perder ‘credibilidad’, donde la falta de transparencia podría terminar en la intervención de reguladores especializados que garanticen una supervisión adecuada, así como prácticas justas en la transmisión de música.

La necesidad de un enfoque más transparente y justo para la promoción musical es evidente, asegurando que todos los artistas tengan una oportunidad equitativa de llegar a su target, por lo que si estas prácticas promocionales persisten, podrían alterar fundamentalmente el panorama de la industria musical, priorizando la manipulación algorítmica sobre el descubrimiento artístico genuino y la participación de los mismos fans.

¿Te gustan las fotos y las noticias?, síguenos en nuestro Instagram

 

Siguientes artículos

tormenta Alberto-muertos
Autoridades esperan que ‘Alberto’ deje lluvias torrenciales en gran parte de México
Por

En su reporte más reciente, el SMN indicó que en las próximas horas se prevén lluvias torrenciales (de 150 a 250 milímet...