Aunque la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) señaló que existen problemas de competencia en la banca mexicana, Banamex prevé que las instituciones financieras no tendrán impacto en sus utilidades por las recomendaciones emitidas.

 

 

 

 

Luego de que la Comisión Federal de Competencia Económica diera a conocer un reporte sobre competencia bancaria y emitiera 36 recomendaciones no vinculantes para fomentar la competencia en el sistema bancario, Banamex señaló que no se prevén impactos severos en las utilidades de los bancos.

Tras el informe, el Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Luis Videgaray,  puede proponer cualquiera de estas recomendaciones, con o sin enmiendas, al Congreso, el cual a su vez podría aprobarlas (o no) con o sin enmiendas.

“Consideramos que el mayor temor del mercado era que el reporte de la Cofece incluyera recomendaciones para que los grandes bancos vendieran parte de sus activos (especialmente dado que tres de los cuatro mayores bancos del país están contralados por entidades extranjeras). Sin embargo, tales recomendaciones no  estaban incluidas.  De hecho, basándonos en una revisión preliminar del reporte, creemos que el impacto apenas debería impactar en las utilidades de los bancos y, además, podría tardar tiempo en producirse”, señala el comentario de análisis del banco.

Banamex advierte que  algunas de las recomendaciones (si se promulgan a ley) podrían afectar a las comisiones cobradas por los bancos.

“El espíritu general de las propuestas es confiar en que sean las fuerzas y mecanismos del mercado los que aumenten la competencia y promuevan la inclusión financiera fomentando una mayor transparencia, facilitando un mayor acceso a información y reduciendo los costos de los clientes que cambian de institución bancaria”.

Entre las recomendaciones más relevantes se encuentran: garantizar el acceso a la infraestructura de cajeros automáticos en condiciones no discriminatorias, con cargos de acceso entre bancos que estén basados en costos y promoviendo esquemas tarifarios que reduzcan el diferencial de cobros entre cajeros de diferentes bancos; revisar las tasas de descuento comercial (MDR, por sus siglas en inglés) cobradas en las transacciones de tarjetas de crédito y débito; revisar el actual marco regulatorio para fomentar opciones alternativas de seguros relacionados con productos crediticios (por ejemplo, estandarizar los requisitos mínimos de cobertura de seguros para los usuarios finales); más transparencia en las comisiones, tarifas, costos de productos financieros para facilitar las comparaciones al usuario final; mejorar el acceso a la información de las sociedades de información crediticia; crear un buró de riesgos, independiente en propiedad y operación de las aseguradoras, al que éstas tengan la obligación de proveer información para crear una base de datos que sirva para hacer cálculos actuariales más acertados; evaluar las actuales condiciones de portabilidad de crédito y mejorarlas para facilitar las transferencias de créditos; y garantizar neutralidad y trato no discriminatorio en la promoción y cobro de los servicios de operación y distribución entre fondos de inversión propios y de terceros.

 

Siguientes artículos

Putin busca unión de los BRICS contra EU
Por

El mandatario ruso dijo que instará a Brasil, China, India y Sudáfrica a llegar a “conclusiones sustanciales...