El Palacio de Bellas Artes fue escenario del homenaje por los 50 años del apóstol Naasón Joaquín García, líder de la Iglesia evangélica La Luz del Mundo. Jamás se había utilizado el inmueble para para emitir mensajes religiosos.

La Asociación de Profesionistas y Empresarios de México convocó al homenaje del líder religioso con la presentación de la ópera El guardián del espejo.

Aunque se presentó como una ópera, en su convocatoria a través de sus redes sociales, especialmente en Facebook, los organizadores hablaron del homenaje “que ha despertado los mejores sentimientos en más de 60 países” y de la “magna gala, preparada para honrar al excelentísimo apóstol de Jesucristo”.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) informó que “se reserva el derecho de proceder legalmente” contra los organizadores del espectáculo El Guardián del espejo que se realizó el 15 de mayo en el Palacio de Bellas Artes y que en realidad fue un concierto para celebrar el cumpleaños 50 de Naason Joaquín García, líder de la asociación religiosa La luz del mundo.

En un comunicado, el INBAL señaló que “se pretendió el uso de una infraestructura pública para fines ajenos a los que se había autorizado y que vulneran el carácter laico del Estado”.

En el documento, el instituto reitera que en ningún momento incumplió con la normativa vigente en el caso del mencionado concierto y explica que:

“El convenio para uso de la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes se concertó a petición y directamente con el Senador de la República Rogelio Zamora Guzmán, quien hizo la solicitud en papel oficial y en su calidad de integrante de la LXIV Legislatura y miembro de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios.

Te recomendamos: 

¿Qué religión profesan los millonarios de la lista Forbes?

 

Siguientes artículos

Boehringer Ingelheim invertirá 1,000 mdp para antidiabéticos en México
Por

La farmacéutica alemana, que cuenta con dos plantas para salud humana en México, apuesta por crecer el volumen de produc...