El gigante de tarjetas bancarias Visa, le ha otorgado su membresía principal a Coinbase, empresa de criptomonedas y si bien desde diciembre fue adjudicado oficialmente el intercambio de bitcoins, nada se había revelado, hasta ahora.

Esta membresía elimina a un intermediario crucial y costoso del proceso de emisión de una tarjeta de débito que permite a los usuarios gastar su propio bitcoin, ether y XRP en cualquier lugar donde Visa sea aceptado.

Sin embargo, lo más importante es que la membresía principal convierte a Coinbase en la primera compañía de criptomonedas con el poder de emitir tarjetas de débito, incluidas otras compañías de monedas digitales y empresas más tradicionales.

Visa confirmó que le otorgó a Coinbase la membresía principal, aclarando que la empresa en sí misma no aceptará criptomonedas cuando el proyecto se ponga en marcha a finales de este año.

Foto: André François McKenzie / Unsplash.

Si bien Coinbase dice que no planea emitir tarjetas a otras instituciones financieras en el corto plazo, el estado de membresía principal marca una nueva fuente de ingresos potencialmente importante para la compañía, que de acuerdo con Forbes vio una disminución del 40% en las ganancias el año pasado.

Al simplificar el proceso de gastar criptomonedas en cualquier lugar donde se acepte Visa, la membresía también sienta las bases para una posible explosión de bitcoin, ether, XRP y como una forma de comprar artículos cotidianos, independientemente de si el comerciante acepta la criptomoneda.

No te pierdas: El bitcoin, imparable: Ya supera los 10,000 dólares

“Las tenencias de Bitcoin nunca han sido líquidas porque tiene que venderlas, deben pasar por un proceso, retirar el dinero y luego gastarlo. Nunca ha sido un proceso instantáneo, como comprar una taza de café”, explicó Zeeshan Feroz, CEO de Coinbase UK, quien recibió la membresía. “Lo que la tarjeta está tratando de cambiar es la mentalidad de que las criptomonedas no son accesibles, ya que usualmente tardan dos días en poder acceder a ellas y ahora se pueden gastar en tiempo real”.

Gestionada por la subsidiaria de Coinbase en Londres, Reino Unido y con oficinas en Dublín, la tarjeta que automatiza la conversión de criptomonedas a cualquier moneda que acepte el comerciante estará disponible en 29 países: incluidos Dinamarca, Estonia , Francia, Alemania, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Noruega, Portugal, España, Suecia y Reino Unido. La tarjeta de débito Visa Coinbase no estará disponible para los residentes de los Estados Unidos.

Las nueve criptomonedas disponibles en la tarjeta incluyen a litecoin, bitcoin cash, Brave’s BAT, Augur’s REP, 0x’s ZRX y Stellar’s lumen, simplificando el proceso de gastarlas.

Probablemente no estarán sujetas a impuestos de ganancias de capital, difíciles de manejar en el punto de venta. A diferencia de Estados Unidos, la Unión Europea no exige que los compradores paguen impuestos adicionales sobre la diferencia de precio en función de cuándo se compró una criptomoneda y cuándo se gastó.

bitcoin

Foto: Jaap Arriens / NurPhoto vía Getty Images

Feroz explicó que el acceso directo a la red Visa le da más flexibilidad al intercambio de criptomonedas en los modelos de negocio que persigue. Durante abril de 2019, la firma de servicios financieros, Paysafe Group Holdings Limited, emitió una tarjeta Visa Coinbase, que examina a sus clientes, incluyendo a Soldo, la firma de gastos corporativos y la aplicación de banca móvil, Lunar y cobra una tarifa por el servicio.

“Todo depende de su apetito por el riesgo y de los modelos con los que le gustaría trabajar. La membresía directa nos permite tomar el control de nuestro programa de emisión”, explicó Feroz.

Si bien las tarifas tradicionales que los comerciantes pagan a sus bancos para aceptar tarjetas de crédito y débito seguirán siendo las mismas que con cualquier otra tarjeta, los importes propios de Coinbase podrían eventualmente reducirse como resultado de la membresía. Sin embargo, Feroz se negó a compartir la cantidad exacta que Coinbase pagó a Paysafe para emitir sus tarjetas, citando un acuerdo de no divulgación, se espera que la eliminación de ese costo eventualmente resulte en tarifas reducidas para el usuario final.

Actualmente, Coinbase cobra una tarifa del 2.49% en las transacciones nacionales, independientemente del valor, además de otros posibles cargos. Si esos cargos se reducen como resultado de la membresía, los propietarios de tarjetas existentes tendrían que volver a solicitar una nueva tarjeta emitida directamente por Coinbase. “Una membresía directa nos da más rentabilidad y en última instancia, a medida que escalamos el programa, el objetivo es pasar esas eficiencias de costos a nuestros clientes” dijo Feroz.

Feroz anunció que el Reino Unido es el mercado más grande y activo de tarjetas de débito de Coinbase, basado en los patrones de uso de la tarjeta anterior, seguido de Italia, España y Francia, con casi la mitad de los usuarios activos de plásticos, haciendo compras que van desde muchos miles de euros por artículos de alto precio hasta unas pocas libras por un café, además agrega: “Estamos viendo una distribución bastante pareja”.

deudas-tarjetas-de-credito

Foto: Reuters.

Históricamente, los ingresos de los intercambios de criptomonedas como Coinbase se han relacionado directamente con el precio de las divisas y las tarifas cobradas en moneda fiduciaria aumentan cuando el precio es alto y disminuyen cuando cae.

Por ejemplo, la propia Coinbase vio una disminución de los ingresos del 40% el año pasado, desde los 1,300 millones de dólares (mdd) reportados en 2018, cuando las ganancias incluyeron el aumento monumental del precio de bitcoin del año anterior, a lo que Forbes cree que será de 800 mdd este año.

Feroz reconoció que las tarifas cobradas a las empresas fuera del espacio de las criptomonedas podrían convertirse en una nueva fuente de ganancia, menos dependientes de las fluctuaciones de los precios de los bitcoins, y agregó eso no forma parte del plan. “Nuestro enfoque principal es construir nuestros propios servicios”.

Para dar una idea de cuánto hay sobre la mesa, la industria emisora de tarjetas de crédito el año pasado generó ingresos de 107,000 mdd y ganancias de 24,000 mdd cobrando estas tarifas y otras a compañías como Coinbase, según un informe IBIS World, una firma de investigación. Además del trabajo anterior de Paysafe con Coinbase, el Metropolitan Commercial Bank actualmente emite una tarjeta Visa para las empresas de bitcoins BityPay y Crypto.com, mientras que la empresa de dinero europeo, DiPocket Limited, emite la tarjeta Mastercard del prestamista de criptomonedas Nexo.

“Nuestro trabajo con empresas fintechs, como Coinbase, incluye ayudarlos a escalar, asociarse con ellos en la emisión y darles acceso a API (la interfaz de programación de aplicaciones) con el fin de que puedan construir nuevos productos en nuestra red”, comunicó Terry Angelos, jefe global de fintech de Visa en un comunicado dirigido a Forbes.

Por ejemplo, además de poder emitir tarjetas de débito, el estado de Coinbase como miembro principal de Visa le da acceso a Visa Direct (un mecanismo de pago que ya brinda a los usuarios de Square, Venmo y Zelle) la opción de recibir el pago instantáneamente por una tarifa. Algo similar a una transferencia bancaria tradicional, en lugar de esperar tres días hábiles con los carriles de pago ACH tradicionales. “Ser un miembro principal de Visa, va más allá de tener una tarjeta”, dice Feroz.

También lee: Blockchain 50: La revolución del Bitcoin que va más allá

 

Siguientes artículos

Crédito Real cierra 2019 con 570 millones de pesos de utilidad
Por

La Sofom Crédito Real dice que mantendrá su estrategia de incorporar clientes de manera selectiva y apostar a beneficios...