Caer en el cliché y ubicarlo como el Uber de lo movilidad aérea sonaría trillado, pero este servicio tiene algo en común. Los taxis aéreos de Voom, empresa filial de Airbus, tienen ya unos meses funcionando en México, poniendo a disposición 7 helicópteros para trasladar a los mexicanos de puntos neurálgicos como Palmas, Santa Fe al Aeropuerto de la Ciudad de México o cualquiera de sus seis rutas en cuestión de minutos y así evitar el tráfico.

Eduardo Picazo, Director Business Development de Voom, platicó con Forbes México sobre esta ambiciosa apuesta, que si bien es para un sector limitado de la población, pretende ampliar su entrada en el mercado local como una alternativa de movilidad ante los caóticos problemas de tráfico que atañen a la CDMX.

TAMBIÉN LEE: Cabify, Didi y demás apps insisten en libre competencia con taxistas

“Lo que buscamos es que este servicio de movilidad traiga consigo una alternativa más para quienes buscan trasladarse más rápido de un punto a otro. No solo es el tema del tráfico, es también de comodidad y de brindar nuevas alternativas de movilidad en la ciudad de México”, señaló Picazo.

Con un costo de 3,500 pesos y una hora de anticipación previo a su viaje, el usuario puede reservar uno de los cuatro asientos de la aeronave que lo puede trasladar a seis de los helipuertos con los que cuenta este servicio que están ubicados en Montes Urales, Santa Fe, Interlomas, Aeropuerto de Toluca, Aeródromo de Atizapán y el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México.

El directivo ejemplifica que los tiempos en el recorrido son un plus para esta alternativa de transporte. De la zona de Palmas al Aeropuerto de la Ciudad de México, los usuarios pueden registrar tiempos promedio de 10 minutos de traslado.

De acuerdo con el estudio ‘El costo de la congestión: vida y recursos perdidos’ realizado por el IMCO y la plataforma SinTráfico, las personas pierden en promedio 100 horas adicionales al año en sus traslados y esto cuesta 94,000 millones de pesos anuales.

Otro de los temas que resalta Picazo es que en unos años, el tráfico en todo el mundo en lugar de bajar seguirá en aumento. “Tan solo para 2030 se espera que en las grandes ciudades vivan 5,000 millones de personas lo que ocasionará también el incremento del tráfico vial”, detalló.

Latinoamérica, punta de lanza

Voom inició sus operaciones en 2017 en Sao Paulo, la segunda ciudad más poblada de América por detrás de la capital mexicana y espera que para el siguiente año México se convierta en punto neurálgico para sus operaciones.

“Estamos viendo una gran oportunidad de mercado en México ya que las necesidades están siendo cada vez más consistentes, sobre todo por el tema del tráfico”, dijo el directivo.

En otras ciudades europeas y algunas de Estados Unidos, como Nueva York, existen otras empresas que conectan pilotos de helicópteros con usuarios, pero Guatemala, México y Brasil tienen una ventaja comparativa: son de los países con el mayor número de helicópteros per cápita en el mundo.

“Somos el segundo país con la mayor flota con aviones privados por eso vemos una gran oportunidad de mercado en México”, señaló Picazo.

 

Siguientes artículos

Homenajes póstumos, negocio que se disputan las funerarias
Por

Para una empresa funeraria, estar presente en el funeral de una figura pública, como sucedió con José José y la firma J....