Walmart dejará de vender municiones para armas de asalto y también completará su salida del mercado de armas cortas al finalizar las ventas en Alaska, de acuerdo con el diario The Washington Post.

Además, el minorista más grande del mundo ya no permitirá que los clientes porten armas de fuego abiertamente, después del tiroteo que dejó 24 muertos en Texas el mes pasado.

“En una situación compleja que carece de una solución simple, estamos tratando de tomar medidas constructivas para reducir el riesgo de que eventos como estos vuelvan a suceder”, dijo Doug McMillon, presidente ejecutivo.

Walmart dejará de vender municiones para pistolas y rifles de cañón corto, incluidos cartuchos de calibre .223 y de calibre 5.56, que se pueden usar en armas de estilo militar, una vez que se venda a través de su stock actual.

De acuerdo con el diario, se prevé que esos cambios disminuyan la participación de Walmart en el mercado de ventas de municiones de alrededor de 20% a tan solo 6%.

Walmart, que vende armas de fuego en aproximadamente la mitad de sus 4,750 tiendas en Estados Unidos, continuará vendiendo rifles de ciervo de cañón largo y pistolas de tiro, así como otras armas de fuego y municiones para caza y tiro deportivo, dijo McMillon.

Te recomendamos: Walmart sigue en la mira por la venta de armas en EU tras tiroteo en Texas

 

Siguientes artículos

Manny Pacquiao
Manny Pacquiao lanza criptomoneda ‘Pac’, la primera relacionada a un deportista
Por

Si bien el valor del Pac está respaldado por la demanda de la considerable base de fanáticos del boxeador, se comporta c...